El presidente Juan Manuel Santos desechó este viernes que pueda reunirse en los próximos días con la ex senadora Piedad Córdoba Ruíz.

Al conocer que la exlegisladora pidió una cita al Jefe de Estado, tras una llamada que le hizo al secretario privado presidencial, Juan Carlos Mira, el mandatario descartó cualquier cita al recordar que el delegado del gobierno en las liberaciones es el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

“Quiero reiterar que el vocero del gobierno para tema liberaciones es Mindefensa. Hemos cumplido con todo y estamos listos para operativo”, escribió Santos en cuenta de la red social Twitter.

De inmediato, la exsenadora en la misma red social le respondió de manera amigable y sin hacer ningún calificativo.

“#FF a @JuanManSantos para que acepte la cita que le hemos pedido desde @ColombianosPaz”, trinó Piedad Córdoba.

La cita que pidió Piedad. La ex senadora Piedad Córdoba Ruiz pidió este viernes una cita con el presidente Juan Manuel Santos para finiquitar los detalles de la liberación de los secuestrados.

Córdoba se comunicó con el secretario privado de presidencia, Juan Carlos Mira, para que él sea quien establezca la hora y el día de dicho encuentro.

En ese sentido, en diálogo con los periodistas en Bogotá, prefirió no referirse acerca de los temas a tratar con el Jefe de Estado. "Vamos con muy buena tonica y con un ambiente de cordialidad; además, como ya se va a terminar el proceso de liberaciones queremos ponerle de presente al presidente todo lo que esto ha significado e intercambiar algunos aspectos con él", sostuvo.

Explicó que no asistió el jueves a la reunión con el CICR porque "queríamos que estuviera toda la gente de colombianos y colombianas por la paz".

"Queríamos tener muy claros una serie de asuntos, relacionados con los protocolos (…) tiene que ver con ponernos de acuerdo con la redacción de los mismos protocolos", indicó.

Descartó que su 'choque' con el ministro de Justicia,Juan Carlos Esguerra, por el tema de la presencia en Colombia de "presos políticos", vaya a dilatar en algo el proceso de entrega de los diez secuestrados.

"El tema de los presos políticos es una discusión muy grande que tiene que abrirse en el país porque esto tiene que ver con algo que el mismo presidente reconoció al aceptar que en el país hay un conflicto armado", señaló.

Finalmente, la exsenadora insistió que sigue su curso normal la liberación de los secuestrados. "Las cosas están caminando", agregó.