El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reiteró las críticas al proceso que se llevó en el polémico acto legislativo de la reforma a la justicia a la que el mismo Congreso le dio 'cristiana sepultura' por la cantidad de 'micos' que estaban en curso para ser aprobados.

El mandatario señaló que con la reforma a la justicia intentaron "meter gato por liebre" e indicó que con este polémico trámite "se opacó" la labor que ha hecho el congreso en los últimos dos años.

Señaló que durante el desarrollo de los ocho debates en los que se tramitó la reforma, "habían más aspectos positivos que negativos" e indicó que habían "cosas que no gustaban pero que eran aceptables".

El mandatario arreció las críticas al proceso de conciliación del acto legislativo ..."entró una liebre y salió un gato, nos metieron gato por liebre" reiteró el jefe de gobierno, quien haciendo referencia a su gobierno y su gestión, aseguró que "afortunadamente nos dimos cuenta a tiempo y con interpretaciones sólidas se objetó el acto legislativo" que finalmente fue archivado.

Asimismo el mandatario calificó como "traumático" todo el proceso de la reforma y defendió al dimitente ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, del que aseguró que "creyó, como otros parlamentarios, que lo que se estaba aprobando era lo correcto y resultó que no era asi".

Con el objetivo de bajarle el perfil a la polémica, el mandatario hizo una invitación para "sepultar" este proceso y "seguir para adelante (...)el país está avanzando en todos los frentes y no hay que perder el ritmo" puntualizó el mandatario.