Bogotá. La Fuerza Aérea Colombiana y las fuerzas de tarea conjunta Omega bombardearon el bloque sur de las FARC, en el departamento del Caquetá en San Vicente del Caguán.

Los enfrentamientos dejaron como saldo seis guerrilleros muertos y siete heridos.

Los guerrilleros que fueron dados de baja son acusados del asesinato de nueve infantes de marina en la región de Puerto Tejada, en la inspección de Solano, el pasado 23 de mayo.

El golpe contra las FARC estuvo a cargo del general Javier Alberto Flórez, comandante del Omega, quien reconoció que el asalto aéreo forma parte de las acciones que se adelantan en el sur del país para capturar a Hernán Darío Saldarriaga, máximo jefe de la columna móvil Teófilo Forero.

En los operativos fueron incautados 10 fusiles, una ametralladora M60, un arma antitanque tipo bazuca, dos pistolas nueve milímetros, material de guerra, intendencia y explosivos.

Los enfrentamientos continúan en el Caquetá y en varios municipios del Huila.