El gobierno y el Congreso de Colombia incluyeron en el Estatuto Anticorrupción un artículo donde se contempla que ahora podrán existir agentes encubiertos contra la corrupción.

El proyecto contempla que los mecanismos de "agente encubierto" podrán utilizarse cuando se verifique la posible existencia de hechos constitutivos de delitos contra la administración pública en una entidad pública. En ese sentido, el agente que se infiltre en las redes y mafias no será objeto de ningún proceso penal por adelantar ese proceso de inteligencia.

"Cuando en investigaciones de corrupción, el agente encubierto, en desarrollo de la operación, cometa delitos contra la administración pública en coparticipación con la persona investigada, el agente encubierto quedará exonerado de responsabilidad, salvo que exista un verdadero acuerdo criminal ajeno a la operación encubierta, mientras que el imputado responderá por el delito correspondiente", aclara el proyecto.

El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, explicó que lo anunció que se trata es de desmantelar las bandas de corrupción y por ende en funciones de sus tareas se puedan hacer pasar por delincuentes.

“La idea es que se ganen la confianza de quienes son corruptos y no van a estar sometido de ningún tipo de responsabilidad”, aseguró.

El Estatuto anticorrupción que está en trámite avanza en su proceso de aprobación en el tercer debate que cumple en la Cámara de Representantes.

La idea es establecer nuevas reglas de juego con miras a las prácticas políticas del país.

Las medidas más mencionadas:

* Reglamentación del lobbysmo o cabildeo
* Impedimentos a contratistas para portar a campañas
* Agentes de inteligencia contra la corrupción