Bogotá. Autoridades de Colombia y Estados Unidos confiscaron un total de US$120 millones y 17 millones de euros que pertenecían a un prófugo narcotraficante, después de un año de investigaciones y seguimientos, informó este lunes el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera.

Los decomisos se produjeron como parte de una investigación contra un cartel que lidera Daniel Barrera, alias "El Loco", uno de los prófugos narcotraficantes más buscados en Colombia.

La última fase de la operación se realizó el lunes con el decomiso de US$29 millones y 17 millones de euros en una vivienda del sur de Bogotá, la capital colombiana.

"Se ha culminado la que podríamos llamar la más grande operación de incautación de dinero proveniente del narcotráfico en la historia de nuestro país", dijo Rivera en una conferencia de prensa.

"Con la incautación de US$29 millones y de 17 millones de euros en caletas ubicadas en la ciudad de Bogotá, hemos completado una operación de gran envergadura que de manera conjunta con autoridades de Estados Unidos permite consolidar una cifra sin precedentes en la historia de nuestro país", precisó el ministro.

Por su parte el director de la Policía Nacional colombiana, el general Oscar Naranjo, dijo que la Operación Cuenca del Pacífico también contó con la colaboración de México.

El oficial reveló que la operación se inició hace más de un año con la confiscación de US$28 millones en varios contenedores que llegaron desde México al puerto de Buenaventura, el más importante de Colombia sobre el Océano Pacífico.

"Se ha quebrado el sistema financiero de uno de los grupos narcotraficantes que estaban monopolizando el tráfico de clorhidrato de cocaína de Colombia a México y Europa", dijo Naranjo, quien reportó 20 capturas en el país sudamericano y en el exterior.

Colombia es considerado como el primer productor mundial de cocaína, con unas 410 toneladas métricas anuales que se exportan principalmente a Estados Unidos y Europa.

La posición geográfica del país, rodeado por dos océanos, la convierten en un lugar estratégico para el tráfico de armas y de personas.