Bogotá. El ministro panameño de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, viajó el domingo a Colombia para mantener reuniones con autoridades de ese país sobre seguridad regional, la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.

La visita de Mulino busca darle continuidad a las reuniones de cooperación y esfuerzo realizadas por Panamá con el anterior gobierno de Álvaro Uribe, en temas de seguridad regional, lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico, los cuales serán fortalecidos en la presidencia de Juan Manuel Santos, señala un comunicado del ministerio de Seguridad.

Mulino se entrevistará en Bogotá con el ministro de Defensa colombiano, Diego Rivera, con el ministro del interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, y con el Almirante Edgar Cely Núñez, comandante de las Fuerzas Militares, entre otras autoridades.

Además, el ministro panameño tiene previsto reunirse con el fiscal general de Colombia, Guillermo Mendoza Diago, y con el general mayor Óscar Naranjo Trujillo, director general de la Policía Nacional de Colombia.

"Son reuniones de trabajo centradas en el tema de seguridad, que serán fortalecidas en la presidencia de Juan Manuel Santos", dijo Mulino en el comunicado.

"Colombia y Panamá realizan esfuerzos en estas luchas y comparten una extensa frontera. El año pasado y este año el ministro Mulino sostuvo varios encuentros con funcionarios del más alto nivel del gobierno del ex presidente Uribe y profundizaron en temas comunes que afectan a las dos naciones, los cuales han sido tratados a niveles presidenciales", subraya el documento.

Mulino también visitará a dos policías panameños fronterizos, Alejandro Pérez y Aristides Guevara, quienes son atendidos en el Hospital Militar de Bogotá, donde se rehabilitan de las lesiones recibidas hace meses, al explotar una mina de fabricación artesanal en la frontera con Colombia.

Mulino es acompañado en su visita de tres días a Colombia por los directores generales del Servicio Aeronaval (Senan) y del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Jacinto Tom y Frank Ábrego, respectivamente, entre otros funcionarios panameños.