Bogotá. Colombia y Venezuela acordaron este jueves revisar un acuerdo antidrogas, vigente desde 1994, para mejorar los resultados en la lucha contra el narcotráfico e impulsar la integración comercial y social entre los países con obras de infraestructura en la frontera binacional.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, presidió con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, una reunión de alto nivel en la ciudad de Cúcuta, capital de Norte de Santander, a la que también asistieron ministros y representantes de los sectores de energía, obras, defensa y cultura.

"La conclusión a la que se ha llegado es la negociación de un instrumento para actualizar el acuerdo que ya existe entre los dos países, que es del año de 1994, para así reforzar toda la cooperación antinarcóticos entre los dos países", dijo Holguín en una conferencia de prensa.

La diplomática reveló que se realizará en Cartagena, en la semana del 20 de octubre, una reunión de alto nivel entre las autoridades militares y de policía de los dos países para concretar la nueva estrategia antidrogas binacional.

Mientras Colombia es considerado como el primer productor mundial de cocaína con unas 400 toneladas anuales, Venezuela se convirtió en uno de los principales países de tránsito de la droga, principalmente hacia Estados Unidos y Europa, a través de África occidental, de acuerdo con funcionarios antidrogas.

En el encuentro de los cancilleres, previo a una cumbre de los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez, también se acordó impulsar la construcción de obras de infraestructura en la frontera como puentes, dotar a las bibliotecas con computadores e internet, fomentar la cultura con orquestas y avanzar en programas de interconexión eléctrica.

Colombia y Venezuela comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros.

Uno de los puntos destacables de los acuerdos iniciales establece la asistencia de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia para que campesinos venezolanos siembren cultivos de café en la Serranía del Perijá.

Pasos firmes y sólidos. Por su parte, el canciller venezolano dijo que se sentaron las bases para lograr en el futuro inmediato un intercambio de combustibles entre los dos países y se retomaron temas como la construcción de un poliducto que beneficiaría a los dos países y a Sudamérica.

Maduro reveló que uno de los temas que se analizaron tiene que ver con la negociación de un acuerdo de complementación económica que debe entrar en vigencia en abril de 2011, una vez se haga efectivo el retiro de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones.

El canciller venezolano aseguró que hasta el momento se han pagado US$98 millones a empresarios colombianos y que se avanza para lograr la meta de 200 millones en los próximos meses.

Hasta antes de que se restablecieran las relaciones diplomáticas, los exportadores colombianos aseguraban que Venezuela les adeudaba cerca de US$800 millones.

"Nos parece que esta jornada es un paso firme, muy sólido en esta orientación que nos han dado los presidentes, de abrir una nueva etapa y de construir sobre la base de hechos reales, construir confianza entre nuestros gobiernos, entre nuestros países en función de nuestros pueblos", afirmó Maduro.

Santos y Chávez restablecieron el 10 de agosto sus relaciones diplomáticas, suspendidas por Caracas en julio, después de que el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe denunció que líderes de las guerrillas de las FARC y del ELN se refugiaban en Venezuela, al parecer con la complacencia de Caracas.

El mandatario venezolano suspendió el comercio binacional en julio del 2009, en represalia por la firma de un acuerdo militar de Colombia y Estados Unidos, que en su concepto representaba una amenaza para la soberanía de su país.

Pero el convenio quedó sin vigencia después de la posesión de Santos por decisión de un alto tribunal que consideró que se firmó sin cumplir los trámites necesarios.