Las autoridades y comerciantes del departamento de La Guajira en Colombia rechazaron la medida tomada por el gobierno venezolano de cerrar la frontera en las noches para combatir el contrabando.

El alcalde de Riohacha, Rafael Ceballos, dijo que esta medida ordenada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, puede ayudar a luchar contra este problema pero a la vez afecta las actividades comerciales y sociales de ambos países.

"Pueden tener sus razones, pero sin lugar a dudas así como les puede servir esta medida para atacar fenómenos como el contrabando, también se generan perjuicios para el comercio formal y para el transito legal de ciudadanos de ambos países", dijo.

Por su parte el diputado Mohame Dasuki, quien también es comerciante, criticó la medida con la que se mantendrá cerrada la frontera desde el próximo lunes, cada noche entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana.

"Es una sorpresa, no entendemos entonces cuales fueron los acuerdos pactados entre Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos en Cartagena (en su más reciente reunión)", expresó.

Desde Venezuela el comandante Estratégico Operacional, Vladimir Padrino López, explicó este sábado que además del cierre de la frontera se tomaron medidas como la restricción de carga, de todo tipo desde las 6 de la tarde hasta las 5 de la mañana.

Además explicó que con estas medidas se espera reducir el contrabando por la frontera en la que se han incautado entre otros, 21 toneladas de alimentos y 40 millones de litros de combustible en lo corrido de 2014.