México. Más de 2.000 denuncias ciudadanas se presentaron ante la fiscalía federal por posibles delitos electorales durante la jornada de votaciones llevada a cabo este domingo en 14 entidades de México, la cual concluyó, según distintas autoridades, sin incidentes de gravedad.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que su Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) recibió 2.039 denuncias ciudadanas por presuntas irregularidades durante las 10 horas en que permanecieron abiertos los centros receptores de voto.

Entre las 8:00 horas locales y las 18:00, cuando las casillas cerraron, la FEPADE acumuló 1.464 denuncias por teléfono y 575 vía correo electrónico, indicó la PGR en un comunicado.

Unos 37 millones de votantes estuvieron convocados el domingo para elegir 1.819 cargos de elección popular, 12 de ellos para gobernador en los estados de Durango, Tlaxcala, Tamaulipas, Zacatecas, Aguascalientes, Chihuahua, Sinaloa, Hidalgo, Quintana Roo, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

Por otra parte, policías estatales detuvieron al menos a 112 personas encapuchadas por presuntamente efectuar actos vandálicos en inmediaciones de centros de votación del sureño estado de Oaxaca, donde también se reportó el robo de paquetes de boletas electorales en una comunidad de la región Mixteca.

En 11 de esos estados, además de Baja California, los ciudadanos también eligieron a a los parlamentarios de sus respectivos congresos y a los alcaldes.

Por su parte, en la Ciudad de México se votó para definir a 60 de los 100 parlamentarios que conformarán la Asamblea Constituyente responsable de elaborar en los próximos meses la primer constitución de la capital del país, luego de que una reforma la dotó de una nueva configuración política.

La jornada electoral en la mayoría de las 14 entidades estuvo marcada por acusaciones entre los distintos partidos políticos por acciones de coacción o compra del voto y riñas menores entre opositores, sin embargo en Veracruz se reportó un hecho de violencia supuestamente protagonizado por hombres armados.

Según reportes de los medios locales, un grupo de pistoleros abrió fuego por la tarde afuera de una escuela habilitada como centro de votación en la municipalidad de Medellín de Bravo, situada en la zona metropolitana del puerto de Veracruz, sin que se registraran personas heridas.

El ataque provocó pánico entre ciudadanos que en ese momento sufragaban y daños a dos camionetas que fueron el blanco de la mayoría de los disparos, lo que llevó a los funcionarios de la casilla a cancelar la elección en ese punto, según los reportes.

También en Veracruz, la FEPADE anunció que abriría una investigación después de que el senador Fernando Yunes Márquez acusó que policías estatales lo retuvieron por negarse a que revisaran su camioneta cuando llegaba a la municipalidad de Coatzacoalcos.

El senador, hijo del candidato a gobernador por la alianza de los opositores Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Angel Yunes, no fue sujeto a investigación y sólo su camioneta quedó a disposición de la FEPADE.

Por otra parte, policías estatales detuvieron al menos a 112 personas encapuchadas por presuntamente efectuar actos vandálicos en inmediaciones de centros de votación del sureño estado de Oaxaca, donde también se reportó el robo de paquetes de boletas electorales en una comunidad de la región Mixteca.

En la Ciudad de México, donde estuvieron llamados a votar 7,4 millones de habitantes y se instalaron más de 12.700 casillas, se registraron sólo 14 incidentes menores y la jornada electoral concluyó con saldo blanco, informó por la noche la Policía.