Davos, Suiza. El Foro Económico Mundial (FEM) comenzó su reunión anual este miércoles en la estación de esquí suiza de Davos bajo el lema "Remodelar el mundo".

Klaus Schwab, fundador y director ejecutivo del FEM, dijo en su mensaje de bienvenida que esperaba que los participantes trajeran cerebro, alma, compasión y nervio al evento de este año para asegurar una reunión exitosa.

La reunión de cuatro días de duración, como plataforma para que las élites globales exploren una serie de cuestiones pendientes en el mundo, reuniría a más de 2.500 participantes de casi 100 países, incluidos más de 1.500 líderes empresariales y más de 40 jefes de estado o de gobierno, según el FEM.

Durante una rueda de prensa celebrada antes del evento este mes, Schwab utilizó tres expresiones para resumir las características del contexto global: optimismo cauto, expectaciones reducidas y muchas incógnitas.

Dijo que la confianza en el rendimiento económico del mundo se estaba recuperando poco a poco, pero que aún persisten muchos problemas, como los grandes déficits fiscales a los que hacen frente muchos países.

Schwab predijo un crecimiento relativamente lento en el próximo periodo, quizá entre los próximos cinco a diez años, pero incluso si el mundo saliera de la crisis, la tasa de crecimiento nunca volvería a los niveles anteriores a la crisis.

Subrayó el prevalecimiento de problemas de desarrollo fundamentales, como el empleo de la sociedad humana, y añadió que la reunión de este año también se centraría en una única crisis y otras cuestiones candentes.

"Olvidamos que deberíamos buscar soluciones para los problemas fundamentales. Deberíamos mirar a nuestro futuro de una forma mucho más constructiva (y) estratégica. De eso se trata Davos", dijo Schwab.

Durante más de 250 sesiones y talleres a lo largo del foro, los participantes intercambiarán opiniones sobre cuestiones de fondo tales como el crecimiento natural, las perspectivas financieras globales, nuevas energías, economías oceánicas, sanidad y cambio climático.

Todas las cuestiones se reúnen bajo cuatro temas principales: incorporar la innovación disruptiva, conseguir el crecimiento inclusivo, dar respuesta a las nuevas expectativas de la sociedad y sostener un mundo de 9.000 millones de personas.