Santa Cruz (Bolivia). El presidente de Bolivia, Evo Morales, abre este domingo la plenaria de debates de la Cumbre G77 y China para debatir sobre una declaración referida al desarrollo global post 2015, que dé continuidad a los Objetivo del Desarrollo del Milenio trazados por Naciones Unidas.

En la plenaria participan alrededor de un centenar de delegaciones, muchas de ellas encabezadas por presidentes, vicepresidentes y primeros ministros de los países del G77, grupo formado por naciones en desarrollo, emergentes y la potencia China.

La declaración de Santa Cruz tendrá más de 240 puntos y citará acciones para vencer la pobreza extrema y el hambre en el Sur y el desarrollo armónico con el medioambiente, según han adelantado las autoridades bolivianas encargadas de concertar el documento.

A la cita también asiste el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que anoche, al inaugurar el evento reclamó respeto a los derechos humanos, como una condición para lograr el desarrollo sostenible en el mundo.