El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, Domingo Paredes, inauguró este domingo la jornada electoral en la que se designará al presidente y vicepresidente y se conformará la Asamblea Nacional.

"Auguramos que el día de hoy sea de paz, tranquilidad y una gran fiesta democrática", dijo Paredes tras declarar inaugurada la jornada electoral.

En la ceremonia de inauguración participó el vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, y observadores internacionales de distintas organizaciones entre ellas la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Paredes agradeció la presencia internacional porque, dijo, "es una garantía de un acompañamiento imparcial y objetivo y ratifica que Consejo Nacional Electoral no tiene nada que ocultar ante Ecuador y el mundo".

Las mesas electorales se abrieron a las 07:00 hora local (12.00 GMT) y cerrarán diez horas después.

Están llamados a votar unos 11,6 millones de ecuatorianos dentro y fuera del país en un proceso que vigilarán más de 76.000 militares y policías en esta nación andina.

Un total de 285.753 ecuatorianos residentes en el extranjero han sido registrados para participar en los comicios de este domingo, el 67% de ellos en Europa, Asia y Oceanía.

Un total de 1.432 candidatos, incluidos los ocho presidenciales, se han inscrito para los comicios en los que el jefe de Estado, Rafael Correa, busca la reelección.

Además de Correa a la Presidencia se presentan el ex banquero Guillermo Lasso, el ex presidente Lucio Gutiérrez, el ex ministro Alberto Acosta, el empresario bananero Álvaro Noboa, el pastor evangélico Nelson Zavala, el ex concejal Norman Wray y el doctor en jurisprudencia, Mauricio Rodas.

En Ecuador el voto es obligatorio para los mayores de 18 años y menores de 65 años, con algunas excepciones, y opcional para los ecuatorianos que habitan en el exterior, los integrantes de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional.

Asimismo, es opcional para los ciudadanos de entre 16 y 18 años de edad, los mayores de 65 años, los extranjeros que hayan vivido legalmente en el país durante cinco años y para las personas con discapacidad.