La Paz. Una comisión interinstitucional boliviana inspeccionó ayer hitos fronterizos situados entre el municipio de Bermejo, departamento de Tarija, y la provincia de Salta (Argentina). En la zona encontró indicios de incursión a territorio ajeno por parte de ciudadanos de ambos países.

Entre los indicios hallados por la comisión, los cuales deben ser corroborados con información disponible en la ciudad de La Paz, se encuentran un tractor de propiedad de argentinos en territorio boliviano y el desalambrado en una propiedad de ese país por parte supuestamente de campesinos de Bolivia.

La comisión boliviana, liderada por el general Mario Antezana, director general de Zonas de Seguridad Fronteriza, está integrada por representantes de la cancillería, del ministerio de Defensa, la Asamblea Plurinacional, el Instituto Geográfico Militar y el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA). A esta representación se sumó un centenar de campesinos que se quejó de constantes abusos de parte de la Gendarmería argentina que, incluso, haría incursiones con helicópteros.

Esta delegación se trasladó a la zona después de conocerse, hace dos semanas, una denuncia de empresarios argentinos, en sentido de que militares bolivianos habrían incursionado en territorio argentino para robar maquinaria.

Tras conocerse la queja, comuneros de la zona en conflicto, en el municipio de Bermejo, denunciaron que son argentinos los que incursionan en territorio boliviano y cometen abusos. Además, indicaron que los hitos 26 y 27 con Argentina habrían desaparecido.

La comisión programó para este miércoles la inspección de los dos hitos, pero en el recorrido optó por quedarse en un punto intermedio entre ambos, hecho que generó la molestia de los habitantes de la zona. Ante esa situación, anunció para este miércoles la inspección de los dos lugares observados.

Con la inspección, se ascendió desde la Junta de San Antonio (Sur) hasta el hito VI-1-h en Naranjitos, pasando por una decena de otros hitos (erigidos entre 1912 y 1947), que según los técnicos del Ministerio de Defensa, “ninguno se ha removido”.

Para sorpresa de los técnicos bolivianos, la mayoría de estos hitos se encuentra dentro de cultivos de caña, que abundan en la zona, tanto del lado argentino como del lado boliviano, aspecto que dificulta la delimitación fronteriza.

Denuncias. El caso más notorio de delimitación fronteriza se encuentra en los hitos V-2oa, V-2ob y V-2oc que, en unos 300 kilómetros de distancia, cruza de una parcela a otra. Según el dirigente campesino Carlos Sivairo, “argentinos y bolivianos pactan para cultivar esos terrenos para luego repartirse las ganancias”.

Los habitantes del lugar confirmaron la retención de una maquinaria argentina y el desalambrado de una estancia de propiedad de los vecinos, pero aclararon que no habían participado uniformados bolivianos.

Al respecto, la primera inspección con equipos electrónicos dio cuenta que la maquinaria agrícola fue retenida por los campesinos en octubre, evidentemente se encuentra en territorio boliviano, pero a dos metros del límite argentino.

Mientras tanto, el desalambrado se habría realizado en territorio argentino. Esta inspección, según el suboficial Ernesto Ucumari, técnico del ministerio de Defensa, será contrastada en la ciudad de La Paz con otras pruebas e informes limítrofes que existen en la cancillería, para concluir en un informe final que se emitirá en los próximos días.

Militares. “Tras la exigencia de parte de los campesinos, de lograr encontrar sus ubicaciones, la comisión ha decidido volver a la zona y establecer si se removieron o no”, dijo el diputado José Antonio Yucra (MAS). Anunció que el informe preliminar de la comisión será dado a conocer hoy, luego de visitar otras poblaciones bolivianas vecinas.

Yucra, en coincidencia con los campesinos, indicó que no hubo incursión militar. “Lo que ha hecho Argentina ha sido mentir. Lo digo con toda responsabilidad de mis declaraciones. Estoy dándome cuenta que el tractor (argentino) estuvo en territorio boliviano y en ningún momento los militares bolivianos han ingresado a territorio argentino como ellos lo han denunciado. Hay que solicitar una satisfacción pública a las autoridades argentinas por este hecho”, dijo.