Lima. El proyecto de ley sobre financiamiento a los partidos políticos que se debatirá este martes en la Comisión de Constitución propone elevar las aportaciones privadas hasta 300 unidades impositivas tributarias (UIT) al año, equivalentes a un millón 155,000 nuevos soles, indicó su presidente, Fredy Otárola.

La actual Ley de Partidos Políticos fija como tope máximo para los aportes de personas naturales 30 UIT y para jurídicas 60 UIT al año, que representan 115,500 y 231,000 soles, respectivamente.

Asimismo, el proyecto de ley establece que las donaciones provenientes de agencias de gobiernos y partidos políticos extranjeros deberán destinarse de manera exclusiva a la formación, capacitación e investigación, siempre que no superen las 200 UIT (770,000 soles).

Plantea, igualmente, que todo aporte que reciban los partidos políticos, movimientos y alianzas electorales que sobrepase una UIT (3,850 soles) deberá efectuarse a través de una entidad financiera con el nombre del aportante y la fecha de transacción.

Asimismo, señala que todos los aportes recibidos por un candidato deberán canalizarse a través de su organización política y no han de exceder las 80 UIT al año (308,000 soles), lo cual tiene que ser informado y registrado en la contabilidad de la organización política.

Indica que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), a través de la Gerencia de Supervisión de Fondos Partidarios, impondrá sanciones y multas a las organizaciones políticas que transgredan la ley, con escalas según la infracción.

La multa corresponderá a 20 UIT (77,000 soles) cuando los partidos no presenten información financiera anual o cuando hagan uso indebido del financiamiento público directo.

A través de una disposición complementaria, el proyecto precisa que la ONPE se encuentra facultada para crear la ventanilla única de aportantes, donde estarán registrados los aportes privados que reciban las organizaciones políticas y los candidatos a elección popular.

La propuesta normativa modifica varios artículos de la Ley de Partidos Políticos referentes al financiamiento público directo, al financiamiento público indirecto (franja electoral) y al financiamiento privado.

En cuanto al financiamiento público directo, el Estado destinará el equivalente al 0.1 por ciento de la UIT  por cada voto válido de los partidos políticos o alianzas que obtengan representación en el Congreso.

De estos fondos, la mitad será para actividades de formación, capacitación e investigación durante el quinquenio posterior a la elección y el 50 por ciento restante será para gastos ordinarios del partido o de la alianza política.

Respecto al financiamiento indirecto, en tanto, Otarola señaló que el proyecto instaura que los partidos o alianzas vigentes tendrán acceso gratuito a los medios de radiodifusión y televisión privada y del Estado desde los 90 días hasta dos días antes de la realización de las elecciones generales.

Agregó que, según la propuesta normativa, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) estará encargada de dictar las disposiciones necesarias para la implementación de la franja electoral regional de acuerdo con información remitida por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Otárola refirió que este proyecto de ley recoge las propuestas alcanzadas por los organismos electorales al Congreso de la República para la reforma electoral y del sistema político.