El presidente de Honduras Porfirio Lobo confirmó este viernes que en los próximos días llegarán al país miembros de la Comisión Internacional contra la Impunidad.

El mandatario se refirió al tema en el marco de la celebración del Día del Niño, en Casa de Gobierno.

Consultado sobre el propósito de esta visita, Lobo dijo que sería para "ver la situación y ver de qué manera logran que se esclarezcan algunos temas que están pendientes y en eso estamos con toda la intención de que sea así".

Este jueves, el presidente de Guatemala Álvaro Colom dijo que Honduras y El Salvador pedirán a la Organización de Estados Americanos (OEA) la instalación de una comisión contra la impunidad, inspirada en la que actualmente funciona en Guatemala, para luchar contra las mafias inscrustadas en los poderes estatales.

"Vamos hacer una lucha frontal contra el crimen organizado, contra el narcotráfico, estamos estructurando un plan con El Salvador y Honduras para que también haya una CICIG allí" dijo el mandatario en un acto que conmemora el tercer año de operaciones en el país de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Colom explicó que los planes contra la impunidad y el narcotráfico deben ser regionales y que la creación de una comisión antimafias en los tres países ayudaría porque el 40% de los crímenes (de los tres países) están relacionados con la distribución de drogas, afirmó el mandatario.

"Hemos dado pasos tendientes a la creacion de una comisión como la que se ha creado en Guatemala. Pero lo que hemos hecho nada más con el presidente Colom es platicar con él, pedirle asesoría a su gobierno, porque estamos conscientes de la efectividad que ha tenido la comisión", dijo el presidente salvadoreño Mauricio Funes la noche del jueves en rueda de prensa.

Funes señaló que si en El Salvador "podemos fortalecer nuestro ministerio Público y podemos fortalecer el proceso de investigación de la delincuencia, el proceso de investigación de crimenes complejos sobre todo creando una comisión de esta naturaleza con apoyo de Naciones Unidas y gobiernos amigos, lo vamos a hacer, pero para eso tenemos que dar una serie de pasos", apuntó.

Estimó que la CICIG "ha cubierto la debilidad institucional que existe en Guatemala, especialmente en el área de la investigación del crimen".

La CICIG fue creada en el 2007 a solicitud del gobierno guatemalteco para que la ONU instalara en el país por dos años, prorrogables a dos más, una oficina de investigación para ayudar a combatir la impunidad del país que según cifras del Ministerio Público llega al 87 %.

La Comisión es financiada por la comunidad internacional.

El jefe de la CICIG Francisco Dall'Anese afirmó que la CICIG "ha demostrado que no existen personas intocables para la justicia".

Investigaciones de la CICIG tienen tras la rejas al ex presidente Alfonso Portillo (2004-2008) y sus ex ministros de Defensa y Finanzas Eduardo Arévalo y Manuel Maza, respectivamente, por la supuesta malversación de US$15 millones.

La entidad internacional también ha emprendido procesos contra varios jefes policiales sospechosos de colaborar con narcotraficantes.

El ex jefe de Presidios y ex candidato presidencial Alejandro Giammattei, quien estuvo refugiado en la embajada hondureña, también está detenido, mientras el ex ministro de Gobernación, Carlos Vielman, y el ex director de la Policía, Erwin Sperisen, se encuentran prófugos en un proceso en el que están acusados de integrar una estructura que ejecutó extrajudicialmente a siete reos durante un operativo en el 2006 en una cárcel que estaba era controlada por los propios reos.

También se les acusa de haber emprendido una política de exterminio de delincuentes o "limpieza social".

Colom anticipó que solicitará una extensión de cuatro años más al mandato de la CICIG, lo cual tiene que ser aprobado por la ONU.

La Comisión investiga aparatos clandestinos de seguridad , capacita a fiscales y policías, y propone cambios en las leyes, como los que ahora permiten las escuchas telefónicas bajo orden judicial y la de "colaboradores eficaces" según la cual, un sospechoso puede beneficiarse si entrega información que delate a otro con mayor nivel de implicación en la comisión de un delito.

En mayo pasado, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Arturo Valenzuela, dijo que tanto Honduras como El Salvador podrían ser incorporados a la CICIG a través del Plan Mérida.