Río de Janeiro. La Comisión de la Verdad de Brasil investigará el alcance de la "Operación Cóndor", como se denominó la alianza político-militar entre las dictaduras de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay en los 70 y que pretendía sistematizar la represión contra opositores y dirigentes de izquierda.

La Comisión de la Verdad, formada por siete personas elegidas por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, para investigar las violaciones de los derechos humanos entre 1964 y 1985, designó un subgrupo que empezará a trabajar de inmediato.

El decreto de creación de la subcomisión fue publicado este martes en el Diario Oficial.

Según la publicación, se necesita "esclarecer los hechos, las circunstancias y los autores de graves violaciones, torturas, desapariciones forzosas y ocultación de cadáveres", derivados de la "Operación Cóndor".

Los responsables de estudiar el alcance de la "Operación Cóndor" deberán ahora establecer contactos con organizaciones de derechos humanos de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

Esto con el propósito de recopilar información sobre las investigaciones oficiales realizadas en esos países para conocer datos sobre las persecuciones que sufrieron los militantes de grupos de izquierda en la región durante las dictaduras.

Entre los casos destacados a cargo de la Comisión de la Verdad figura la muerte del ex presidente brasileño Joao Goulart, cuyo derrocamiento en 1964 dio lugar a un período de 21 años de gobiernos militares.

Goulart, conocido como Jango y considerado un líder progresista simpatizante de las izquierdas de los años 1960 en plena Guerra Fría, fue encontrado muerto en diciembre de 1976, en un hotel en Mercedes (Argentina), donde se encontraba exiliado.

Aunque la versión oficial atribuyó su muerte a un "ataque cardíaco", la familia siempre mantuvo la tesis de un asesinato.

Hace cuatro años, un ex miembro del servicio secreto uruguayo, preso en Brasil por tráfico de armas, aseguró que Goulart fue envenenado por agentes de varios países que actuaban en el marco de la "Operación Cóndor".