Tegucigalpa. La comisión de Relaciones Exteriores del Congreso estadounidense lamentó este que se siga presionando a Honduras para dejar sin valor ni efecto las acusaciones legales contra el ex presidente Manuel Zelaya.

Ileana Ros-Lehtinen, presidenta de esa comisión, envió una carta al secretario de Estado Adjunto de Estados Unidos, Arturo Valenzuela, en la que le relatan la serie de presiones que se hacen para dejar impunes los casos pendientes de Zelaya.

En la carta se señala que hay funcionarios estadounidenses que presionan a las autoridades de Honduras para que se violente el estado de derecho y se exima, sin juicio, a Zelaya.

Actualmente la justicia hondureña evalúa la posibilidad de suspender las acusaciones que aún pesan sobre el ex presidente para que el político pueda retornar al país sin ningún temor de ser apresado.

La misiva de Ros-Lehtinen advierte que este tipo de acciones de parte de esos funcionarios estadounidenses podrían menoscabar la institucionalidad hondureña.

Qué dice la misiva. La congresista comienza diciendo: "Estoy profundamente preocupada por informes que he recibido en relación con los esfuerzos de funcionarios estadounidenses para presionar al gobierno de Honduras y absolver al ex presidente Manuel Zelaya de los cargos criminales".

Al parecer esos funcionarios trabajan para el Departamento de Estado, pues la nota sigue diciendo que el "Departamento de Estado cese de inmediato de ejercer una influencia indebida sobre los funcionarios hondureños que han sido electos y que están actuando de acuerdo con las leyes hondureñas".

La congresista sugirió a Valenzuela que "el interés de los Estados Unidos es apoyar, en lugar de interferir, con estos esfuerzos y promover la reintegración completa de Honduras en el sistema interamericano, incluyendo la restauración completa de la pertenencia de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA)".

La congresista es enfática en afirmar que presiones de este tipo solo vienen a "socavar" el ya debilitado sistema jurídico de Honduras, que en el pasado el mismo Estados Unidos se ha preocupado por fortalecer.

Valenzuela y la OEA. Entre tanto, el secretario de Estado Adjunto expresó que el presidente Porfirio Lobo Sosa ha preparado el camino para que Honduras retorne al seno de la OEA.

Honduras fue suspendida por ese organismo el 4 de julio de 2009, luego de que se expulsara al ex presidente Manuel Zelaya el 28 de junio por violentar normas constitucionales y promover la continuidad en el poder.

Para Valenzuela, el actual gobierno ha tenido avances importantes durante la gestión de 2010.

Honduras conformó un gobierno de unidad, integró la Comisión de la Verdad, permitió el ingreso de Zelaya como diputado del Parlacen y abrió el diálogo sobre la Constituyente. El canciller de El Salvador, Hugo Martínez, ha dejado entrever la posibilidad de que la OEA debata sobre el reintegro de Honduras en San Salvador, donde se celebrará la próxima Asamblea General en junio próximo.