La Paz. La Comisión Especial Mixta del Legislativo del caso Odebrecht en Bolivia emprenderá un viaje a Lima, Perú, entre el 23 al 25 de mayo, con el objetivo de intercambiar información con sus pares de ese país sobre el caso Lava Jato y los posibles vínculos con Bolivia.

La iniciativa surge porque el Congreso del Perú tiene una investigación mucho más avanzada del caso. La información que se logre recabar servirá de insumo para el trabajo que se inició en el país.

“Las investigaciones internacionales tienen convenios de cooperación, todos los países hemos firmado convenios para luchar contra la corrupción, el lavado de dinero y el tráfico ilícito de estos dineros, entonces la investigación internacional siempre tiene colaboración entre estados”, sostuvo la presidencia de esta comisión diputada Susana Rivero, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Tras el encuentro, la legisladora abrió la posibilidad de que si se encuentra algún elemento que tenga relación con el vecino país y que pueda ayudar en su investigación será enviado a sus pares del Perú.

La comisión iniciará la investigación desde la gestión del ex presidente Mesa ya que durante ese gobierno hubo una carta de intenciones que en el punto 14 se menciona una línea de crédito de US$600 millones para la construcción de la carretera Roboré-El Carmen.

La comisión fue conformada ante la sospecha de que existirían casos que impliquen al Estado con supuestos sobornos en los vínculos contractuales entre el Estado y las empresas Odebrecht y Camargo Correa.