Tegucigalpa, Honduras. Lejos de casa, algunos sin trabajo y otros en soledad, la mayoría de hondureños en el extranjero pasarán la Navidad con la nostalgia del terruño en el que nacieron.

Unos buscarán revivir las tradiciones de su país en estas fiestas y otros pasarán la Navidad trabajando.

Así será la Navidad que compartieron a través de Facebook los hondureños en el extranjero.

Tirsa Baires vive en Nueva York y dice que aunque el trabajo permite una buena cena, ropa y muchos regalos, "eso no llena el alma, se siente el vacío de nuestra patria, hace falta esas navidades de antes en Honduras, donde todo el mundo compartía a puertas abiertas, eran tiempos pobres pero llenos de una felicidad increíble".

También residente en Nueva York, la hondureña Sheyla Vas comparte que pasará la Navidad "durmiendo, aburrido, con lluvia, aquí cada quien en su mundo".

Bety Ordóñez expresó también que pasará la Navidad "trabajando y lo pasaré en la absoluta soledad, solo con mi Dios".

También trabajando pasará la Navidad Melvin Álvarez, quien afirma que "no queda tiempo" para celebrar la Navidad. Igual Naty Figueroa, que se encuentra en Barcelona: "Aquí, no más trabajando".

"Yo pues la pasaré en el trabajo (...) y por ejemplo hoy 24 trabajo hasta las 12 de la noche solo a dormir ni modo, a disfrutar cuando regresemos con la familia y amigos allá en mi linda Honduras", dijo José Maldonado.

Por su parte, Héctor Portillo señaló que en Estados Unidos se celebra más el 25 cuando se abren los regalos. "No es tradición estrenar ropa nueva" y allá "no hay tantos beneficios" ya que no reciben aguinaldo. "Y si uno trabaja en construcción en esta época se trabaja muy poco".

Omar Flores vive en Dallas y hace su fiesta de Navidad "estilo Honduras", aunque "jamás se celebra como mi tierra Honduras... Amos nuestras costumbres...".

Carlos Flores, por su parte, afirma que "Aquí no hay Navidad, triste realidad".

Mientras Neily Linares comparte que su Navidad la "celebramos primeramente dándole Grasias a Dios en familia, compartiendo con otros de lo que Dios nos bendice, comiendo nacatamales y unas torrejitas".

Miriam Izaguirre vive en España y comparte que pasará la Navidad comiendo "jamon curado, mucho pescado, gambas, langostinos".

Arlin Sarmiento vive en Costa Rica y pasará la Navidad trabajando y luego con una "cenita familiar, tamales como los de Honduras, aunque solo 30% de mi familia está aquí".

Para Abel García, en esta Navidad "lo importante es que estamos vivos y saludables trabajando para que nuestra familia esté bien, es duro, pero es una satisfacción saber que no pasan necesidades".