Brasilia. Fernando Haddad, candidato a la vicepresidencia por el Partido de los Trabajadores (PT) y que podría ser catapultado a jefe de Gobierno de Brasil si Luiz Inácio Lula da Silva no puede postularse, se ha reunido discretamente con importantes inversores para calmar los temores a un retorno de la izquierda al poder.

Haddad, un economista, dijo a Reuters que se ha reunido con varias firmas de inversión y bancos en las últimas semanas, lo que recuerda cuando Lula se movió hacia el centro en 2002 y ganó su primer mandato después de comprometerse a seguir políticas económicas ortodoxas.

Haddad no informó detalles de las reuniones.

Sin embargo, varias fuentes del mercado y miembros del PT que participaron en las discusiones dijeron que se reunió con altos ejecutivos de JP Morgan, Morgan Stanley, Itaú, UBS, BTG Pactual, XP Investimentos y Guide Investimentos en las últimas semanas.

El candidato planea conversar también con altos ejecutivos de Credit Suisse y funcionarios de la federación bancaria nacional de Brasil en los próximos días.

El candidato planea conversar también con altos ejecutivos de Credit Suisse y funcionarios de la federación bancaria nacional de Brasil en los próximos días, según miembros del PT que lo acompañaron a las reuniones.

Las oficinas de prensa de las empresas no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.

Haddad dijo que él y Lula están de acuerdo en que Brasil enfrenta "serios problemas impositivos, crediticios y fiscales", pero ambos piensan que las reformas a las leyes laborales y el gasto gubernamental del presidente Michel Temer son "contraproducentes" porque generan crecimiento.