Río de Janeiro es el tercer distrito en importancia tras Mina Gerais y Sao Paulo y el candidato favorito para mantenerse en el cargo de gobernador es Sérgio Cabral, del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), quien en la última encuesta de Datafolha, del 30 de septiembre,obtubo un 58% de las preferencias, unos 40 puntos por sobre quien lo secunda, en lo que sería la elección con mayor diferencia en los últimos 28 años, según informó Clarín de Argentina.

Otra particularidad de estos comicios es que Río de Janeiro tiene a 9 de sus candidatos parlamentarios con sus votos en duda, pues una ley conocida como la Ficha Limpia les impedía competir. Sin embargo, los afectados impugnaron la norma ante la justicia y el tribunal no decidió qué pasará con estos votos.

En Río hay más de 11 millones de habitantes habilitados para sufragar en escuelas, centros de salud, iglesias, clubes deportivos y hasta sucursales de bancos habilitadas con 480 mil urnas electrónicas que tienen como novedad su condición de biométrica, en las que por primer vez en la historia del país los electores pueden certificar su voto con sus huellas digitales.

Clarín apuntó que las autoridades cariocas les recordaron a los electores que pueden sufragar en bermudas y ojotas, pero que deben acudir a las urnas con el cuerpo cubierto.