Helsinki.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, llegó este domingo a Helsinki para mantener este lunes 16 de julio su primera cumbre formal con su homólogo ruso, Vladimir Putin, una cita crucial a la que el mandatario estadounidense acude sin grandes expectativas.

Trump aterrizó en el aeropuerto de la capital finlandesa hacia las 21:00 horas (18:00 GMT) procedente del Reino Unido, la penúltima parada de una gira europea que ha estado llena de gestos tensos hacia los aliados tradicionales de Washington. El mandatario, acompañado de su esposa Melania, se dirigió inmediatamente a su hotel.

En una serie de tuits antes de aterrizar, Trump se quejó de lo que percibe como una falta de apoyo en su país a la cumbre, y dijo que incluso si Putin le entregara la ciudad de Moscú, le criticarían por no "haber conseguido también San Petersburgo".

En la capital finlandesa, en tanto, miles de personas salieron a las calles previo a la cumbre. A diferencia de lo ocurrido la semana pasada en Londres, donde las protestas eran contra la presencia de Trump, en este caso las manifestaciones se dirigían principalmente contra la política de derechos humanos y los límites a la libertad de prensa en Rusia.

Más de 2.100 personas participaron en la manifestación más grande, según la policía. Los organizadores esperaban a unas 10.000 personas. Se espera que el lunes haya más manifestaciones en Helsinki, donde las autoridades extremaron las medidas de seguridad.