Panamá. El ex presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá, Alejandro Moncada Luna, fue condenado este viernes a cinco años de prisión y la inhabilitación del ejercicio de funciones públicas por igual período en una audiencia en la Asamblea Legislativa.

Durante la audiencia, Moncada admitió ser responsable de los delitos de enriquecimiento ilícito y falsedad ideológica.

Katleen Levy, presidenta de una subcomisión de garantías nombrada en la Asamblea Nacional de Diputados en aplicación del sistema penal acusatorio, leyó la resolución con la que se aceptó el acuerdo-reconociendo los dos delitos- a que llegaron previamente el fiscal del caso, Pedro Miguel González, y la defensa de Moncada Luna, y que evitará realizar un juicio público.

Levy precisó que con lo decidido no se da lugar a la petición de arresto domiciliario solicitada por la defensa del ahora ex magistrado, quien agregó que deberá cumplir la condena en una cárcel que determinará el ministerio de Gobierno.

Según el telecanal local Telemetro, Moncada Luna iba a ser recluido en el Penal "El Renacer", al este de la capital panameña, y donde está recluido el ex hombre "fuerte de Panamá", Manuel Antonio Noriega.  

Explicó, además, que se reconocerán en la condena a Moncada Luna los cuatro meses que ha cumplido en condición de arresto domiciliario.

El ex presidente de la Corte había sido destituido del cargo en octubre pasado y en consideración de la imputación que le hizo entonces el fiscal de cuatro delitos, de los cuales aceptó dos.

Levy detalló que la sentencia, según lo acordado, prevé también el decomiso de dos apartamentos de su propiedad  y cuyo valor se estima que es de más de US$2 millones.

La presidenta de la subcomisión detalló que también se comprende en este caso la destitución de Moncada Luna del cargo de magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Explicó, además, que no se accedió a la petición para la liberación de varias cuentas relacionadas con estas investigaciones, y que argumentaron en el reclamo que no tenían relación con Moncada Luna.

Levy señaló que le corresponderá a las autoridades pertinentes ver lo relacionado con el dinero, y que según versiones periodísticas se habla de más de US$4 millones.

La condena marca un hecho histórico en Panamá, en donde no ha sido común que se dicten sentencias contra altos funcionarios o ex funcionarios.

En desarrollo de investigaciones sobre supuesta corrupción han sido detenidos en los últimos meses en Panamá los ex directores del Programa Nacional (PAN) Rafael Guardia y Giacomo Tamburelli, además de Alejandro Garuz y Gustavo Pérez, ex directores del Consejo de Seguridad Nacional.

A los dos últimos funcionarios del pasado gobierno del presidente Ricardo Martinelli (2009-2014) se les acusa de estar relacionados con la supuesta interceptación de llamadas telefónicas sin autorización legal.

La Corte Suprema de Justicia de Panamá rechazó, además, el pasado viernes dos reconsideraciones a la resolución de ese órgano del pasado 28 de enero, que admitió causa penal, y la posibilidad de investigar a Martinelli por delitos contra la administración pública.