Lima. La Sala Penal de Apelaciones Nacionales de Perú confirmó este lunes la detención preventiva durante 14 meses del presidente regional (gobernador) de Cajamarca, Gregorio Santos, por presunta corrupción, informó este lunes la Fiscalía de la Nación.

Santos, destacado oposito al desarrollo de un gigantesco proyecto minero, está detenido en la cárcel de Piedras Gordas de Lima desde el pasado 26 de junio, a raíz de la orden dictada por la jueza Mercedes Caballero por presunta asociación ilícita para delinquir, cohecho (recibir un soborno) y colusión (acuerdo previo) agravada en agravio del Estado.

Ya que su defensa apeló la medida, la Sala Penal ratificó hoy los argumentos de la magistrada en el sentido de que hay suficientes elementos para imputar los cargos de corrupción y que son evidentes los vínculos entre el presidente regional y el empresario Wilson Vallejos, también procesado y detenido.

La Fiscalía denunció a Santos por supuestamente haber recibido dinero de Vallejos para beneficiarse con licitaciones de obras en Cajamarca por 130 millones de soles (US$46 millones).

En mayo pasado, un juzgado dictó orden de prisión preventiva para Vallejos y cinco funcionarios del gobierno regional de Cajamarca.

Una investigación previa de la Contraloría General de la República presentó el año pasado indicios sobre la supuesta existencia de una indebida concertación entre autoridades y funcionarios del Gobierno regional con empresarios para defraudar al Estado.

Ese informe indicó que durante 2011 y 2012 el presidente regional de Cajamarca autorizó la transferencia de más de 600 millones de soles (241 millones de dólares) a la unidad ejecutora Proregión, con la aparente finalidad de desarrollar proyectos de inversión.

Sin embargo, se detectó la existencia de múltiples irregularidades en 11 procesos de contratación de obras y servicios a cargo de Proregión por 130 millones de nuevos soles (46 millones de dólares).

Santos ha atribuido las acusaciones a una campaña orquestada por las empresas multinacionales, a las que se enfrentó cuando se opuso al desarrollo del proyecto minero Conga.

El presidente regional dirigió hace dos años una masiva protesta en Cajamarca contra la minera Yanacocha, cuyo accionista mayoritario es la estadounidense Newmont, para que desistiera de extraer oro en el proyecto Conga, que permanece suspendido desde entonces.