La fuerza de seguridad ya trabaja normalmente luego del acuartelamiento cumplido la semana pasada, cuando la medida gremial dio lugar a saqueos y hechos de violencia que causaron al menos 40 muertos en esta ciudad que será sede del Mundial.

Así lo confirmó este martes a Télam el coordinador jurídico de la Asociación de Policías Militares y Bomberos de Bahía (Aspra), Fábio Brito, durante una protesta de 50 personas frente a la Cámara Municipal, mientras se espera la decisión del retiro del ejército, enviado para garantizar la seguridad.

"Hemos dado la orden de volver a trabajar normalmente, pero la corporación está triste por la detención de (el presidente de Aspra, Marco) Prisco", afirmó Brito, quien oficia de vocero desde la detención de su líder, el viernes pasado por una causa penal
iniciada en la huelga de policías de 2002 que dejó un saldo de 157 muertos.

El portavoz negó además que los uniformados trabajen a reglamento. "Nosotros tenemos acuerdo con el gobernador (de Bahía, Jaques Wagner) de que no va a haber hombres alzados y la Policía Militar ha vuelto a trabajar normalmente para que reine la paz en Salvador".