Río de Janeiro. El fiscal Deltan Dallagnol, coordinador de la investigación sobre el escándalo de corrupción en Petrobras, aseguró hoy que la discusión en el Congreso para perdonar los delitos relacionados con la caja 2 (donaciones de campaña electoral no contabilizadas ni declaradas a la justicia electoral) quiere en realidad "amnistiar la corrupción".

     "Es una discusión falsa. Lo que el Congreso pretende, en verdad, es amnistiar la corrupción", dijo.

     Dallagnol se refería así a los debates en el Congreso brasileño sobre la financiación de las campañas y una posible amnistía para los delitos de caja 2, ante la posibilidad de nuevas solicitudes de investigación por parte de la Procuraduría General de la República (fiscalía).

     Dallagnol apuntó que no hay políticos condenados por caja 2, por lo que "la consecuencia de la caja 2 es cero". La operación sobre el gigantesco caso de corrupción en Petrobras, conocida como "Lava Jato", "no procesa la caja 2, por lo que los políticos no tienen por qué temer la caja 2", puntualizó.

     Afirmó que los delitos de corrupción pueden estar ligados tanto a donaciones legales (caja 1) como ilegales (caja 2), aunque calificó estos últimos de crímenes electorales. A su juicio, los políticos están utilizando trucos para mezclar ambas y así perdonar el uso de "dinero sucio".

     El año pasado, durante el procesamiento de diez medidas sugeridas por los fiscales contra la corrupción, hubo un intento por parte de varios congresistas, mediante una enmienda, de buscar un perdón para la caja 2.

     En ese momento, el presidente Michel Temer dijo que el Ejecutivo y el Legislativo no lo permitirían. Este martes, un portavoz de la Presidencia informó de que Temer mantiene su postura de noviembre, cuando dijo que vetaría cualquier iniciativa de amnistía a la caja 2.