Bogotá. Los senadores colombianos Iván Cepeda del Polo Democrático y Mauricio Lizcano del partido de La U citaron al debate a las Fuerzas Armadas para que el próximo 11 de agosto entreguen un reporte detallado sobre los  accidentes aéreos ocurridos en menos de una semana en los departamentos de Cesar y Antioquia que dejan once militares y 16 policías muertos.

El congresista Lizcano explicó que la Comisión Segunda del Senado quiere aclarar si tanto el avión caza accidentado el 31 de julio como el helicóptero accidentado esta mañana cayeron por fallas técnicas o si fueron derribados por grupos armados ilegales.

"Necesitamos que el gobierno y la Cúpula Militar expliquen cuáles fueron las razones de los dos últimos accidentes aéreos. Que nos expliquen si fue por una falla técnica o fueron impactados por algún artefacto explosivo. Ambas cosas son graves", dijo Lizcano a medios locales.

De otro lado, el senador Cepeda opinó que frente a la primera información entregada por el ministerio de Defensa sobre la causa de los accidentes, el primero por una falla técnica y el segundo al parecer por falta de visibilidad ante el mal clima, se debe investigar profundamente sobre el estado de las aeronaves que utilizan las fuerzas armadas para adelantar sus operaciones.

Otros senadores como el expresidente Alvaro Uribe y Alfredo Rangel del partido de oposición Centro Democrático, difundieron varios mensajes en la red social Twitter en los que acusan al gobierno de ocultar la verdad a los colombianos y sugieren que ambas aeronaves fueron derribadas por la guerrilla de las FARC aliadas con grupos criminales como el "Clan Usuga".

El presidente Santos por su parte pidió a los senadores de la oposición y a los medios de comunicación manejar con más responsabilidad la información relacionada con los accidentes, asegurando que ya se descartó un ataque en el caso del avión caza y que aunque se debe investigar a fondo el caso del accidente del helicóptero, las primeras hipótesis apuntan a que no hubo ningún ataque por parte de grupos armados ilegales.

El accidente ocurrido la mañana de este martes en Antioquia dejó 16 oficiales muertos, 14 de ellos miembros de la Patrulla Jungla y dos tripulantes, además dos oficiales gravemente heridos con quemaduras de segundo y tercer grado que se espera sean trasladados a Bogotá en las próximas horas.

El 31 de julio, un avión CASA 235 de la Fuerza Aérea Colombiana cayó en una zona rural del departamento de Cesar (norte), accidente en el que murieron 11 militares al bordo.