Washington. Investigadores republicanos del Congreso estadounidense pidieron este miércoles que el gobierno del presidente Barack Obama entregue documentos y comunicaciones de la fallida operación que permitió que armas pasaran de contrabando a cárteles de droga mexicanos desde Estados Unidos.

En una intensificación de la batalla entre la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes y el fiscal general Eric Holder, el panel ordenó al Departamento de Justicia la presentación de la información indagada por altos funcionarios de gobierno.

La comisión ha estado investigando la forma en que sucedió la operación, llevada a cabo por la sede en Phoenix de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por su sigla en inglés), que falló al hacer un seguimiento después de que las armas fueron compradas por proveedores que se sospecha pertenecían a cárteles mexicanos.

La ATF es parte del Departamento de Justicia encabezado por Holder. La operación había sido diseñada para acabar con el flujo de armas hacia los violentos cárteles de la droga.

"Los documentos que este requerimiento exige darán respuestas a las preguntas que los funcionarios de Justicia han tratado de evitar desde que esta investigación se inició hace ocho meses", dijo el representante republicano Darrell Issa, presidente del panel de control.

Las armas compradas en la operación, que comenzó a finales del 2009 y fue apodada "Rápido y Furioso", se encontraron en escenas del crimen en ambos lados de la frontera.

Dos armas fueron descubiertas en el lugar de un tiroteo en el que murió un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. Sin embargo, aún no se sabe si las balas que lo mataron fueron disparadas desde esas armas.

Requerimientos. La comisión requirió las comunicaciones enviadas y recibidas por Holder, sus subordinados, los funcionarios de la ATF, la fiscalía federal en Arizona sobre el caso y los funcionarios de la Casa Blanca vinculados con la operación.

La portavoz del Departamento de Justicia Tracy Schmaler dijo que han estado dispuestos a trabajar con el comité para responder preguntas justificadas.

"Sin embargo, esta citación muestra que el presidente Issa está más interesado en generar titulares que en un control real importante para el pueblo estadounidense", afirmó.

El requerimiento también solicitó informes de investigación de varias agencias del Departamento de Justicia y la información sobre las armas encontradas en el caso en el que murió un agente de la Patrulla Fronteriza.

Este es la segundo requerimiento emitido en la investigación del Congreso. El primero fue realizado a principios de este año para los documentos de la ATF indagados y las comunicaciones sobre el programa y la muerte del agente.