Tegucigalpa, Honduras. Con la participación del gobierno hondureño, poder Legislativo, padres de familia, estudiantes y maestros, entre otros sectores, se instaló este lunes la mesa para discutir nueva Ley General de Educación.

Más de 105 organizaciones e instituciones harán sus aportes a la mesa de concertación instalada en la sede del Congreso Nacional en Tegucigalpa.

“Estamos con la voluntad de hacer una reforma educativa”, dijo el presidente de Honduras, Porfirio Lobo.

“Debe haber una reforma que garantice la calidad, inclusión, gratuidad que es un deber del Estado y en esa ruta estamos concertando todos juntos” señaló.

Las principales demandas son el mejoramiento de la infraestructura de centros educativos, avances al sistema educativo y merienda escolar y mejoría de la seguridad, entre otros.

El inicio del gran diálogo por la educación contará con la disertación entre otras personas del ex ministro de educación Marlon Brevé, quien presentará una propuesta en la que trabaja desde su gestión.

Por su parte, el diputado Renán Inestroza dijo que nueve departamentos de Honduras podrán participar y aportar a la reforma educativa esta semana, mientras que el resto lo hará la siguiente.

Se espera que los 18 departamentos de Honduras aporten al tema que deberá estar concluido en dos semanas.

Por motivos de seguridad, fue montado un operativo policial y fueron cerradas la primera y segunda avenida de Comayagüela y las calles en los alrededores del palacio Legislativo, en el centro de la capital de Honduras.

Pese al llamado al diálogo, la Federación de Organizaciones Magisteriales de Honduras (Fomh) anunció asambleas informativas en los 18 departamentos del país para este día.

Un grupo de estudiantes permanecía esta mañana en la plaza La Merced, contigua al Congreso hondureño.

Se espera que posterior a las asambleas de este día, el magisterio salga a las calles a protestar por el "incumplimiento de pago de algunos maestros".

Ventura advirtió que el gobierno deducirá el salario por el tiempo no trabajado a los docentes que abandonen las aulas de clases por participar en las marchas convocadas por la dirigencia magisterial.

Les recordó asimismo que sigue vigente el decreto de emergencia emitido en marzo pasado, cuando fue declarada ilegal la huelga que el magisterio sostuvo por más de cuatro semanas.