Montevideo. El Congreso de Paraguay debe responder a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respecto al juicio político que destituyó al entonces presidente Fernando Lugo (2008-2012), afirmó este míercoles el ministro Eladio Loizaga.

El titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay indicó a "Radio Uno" en la ciudad de Asunción, capital paraguaya, que la respuesta del poder Legislativo será enviada por el Ejecutivo a la CIDH.

Dijo que no entiende por qué hace esta petición después de dos años y medio el organismo continental autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Loizaga, quien se encuentra en la ciudad de Brasilia (capital de Brasil), afirmó que a pesar de ello la nación sudamericana presentará una respuesta oficial.

El canciller entregó el pasado 13 de julio a la Cámara de Senadores y a la Cámara de Diputados el requerimiento de la CIDH sobre el presidente destituido, actual senador de la República.

En tanto, el asesor jurídico de Lugo, Emilio Camacho, citado por la agencia paraguaya de noticias IP, aseveró que la demanda no afecta al actual Congreso ni al gobierno, y que las instituciones simplemente deben remitir los antecedentes del caso.

"Confío (que) el presidente del Senado y el presidente (de Paraguay), Horacio Cartes, harán lo que corresponde acá, porque se trata de remitir antecedentes y en todo caso abonar en favor de su posición", sostuvo.

Dijo que lo que se pretende, "es que se reconozca local e internacionalmente que se violaron los derechos fundamentales en juicio del entonces presidente Lugo".

Lugo, quien asumió su mandato en 2008, terminó con 60 años de continuismo del Partido Colorado (PC).

En junio de 2012 fue destituido por el Congreso tras un polémico juicio político.

La destitución fue calificada entonces por varios gobiernos de la región como "ruptura del orden democrático", por lo que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercado Común del Sur (Mercosur) suspendieron la membresía de Paraguay.