Tegucigalpa. El Congreso hondureño rechazó la noche del lunes un decreto que proponía un plebiscito para que la población votara a favor o en contra de la instalación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICI) tal como funciona en Guatemala.

Con una votación de 66 diputados en contra y 56 a favor los diputados decidieron rechazar el dictamen que elaboró una comisión especial integrada por congresistas de diversos partidos.

La solicitud del plebiscito fue presentada por el ex presidente, Manuel Zelaya, ahora diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), quien fue sacado del poder el 28 de junio de 2009 por militares a siete meses de entregar el poder.

Con los votos nacionalistas (48), los de la bancada independiente (5 de seis); nueve liberales (de los 27 que forman la bancada) y uno de Libre fue bloqueado el plebiscito.

Los congresistas discutieron el documento leído por el secretario del Legislativo, Tomás Zambrano, y hubo sendas participaciones de la oposición, que exigían a gritos la instalación de la CICI.

Miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) indicaron que el costo para desarrollar el plebiscito rondará los 32,7 millones de dólares.

El Legislativo es presionado por miles de jóvenes declarados "indignados" que realizan protestas una vez por semana en la llamada Marcha de Las Antorchas que exigen en las calles la instalación de la CICI.