Tegucigalpa. El Congreso mexicano podría ser el primer órgano de ese país en dar un paso hacia el frente para resguardar los derechos de los migrantes.

Actualmente, la cámara legislativa analiza un proyecto de decreto para reformar la Ley de Migración, que contemplaría, por iniciativa de organismos de protección de migrantes, una normativa favorable para proteger a los indocumentados.

Leticia Gutiérrez, secretaria ejecutiva de la Dimensión Pastoral de movilidad Humana de México, contó que se introdujeron secciones que buscan ofrecer resguardo a los que cruzan México de manera indocumentada.

Entre los cambios que se podrían registrar destacan que se podrán hacer denuncias ante cualquier organismo e institución del estado mexicano sobre abusos y violaciones a los derechos humanos.

Asimismo, se habla que los migrantes podrán recibir atención médica en cualquier centro de atención pública cuando así lo requieran, y no podrán ser detenidos por ninguna autoridad por ser indocumentado, afirmó Gutiérrez.

El vicecanciller Alden Rivera calificó de "positivo" estos avances en la legislación mexicana.

El funcionario contó que este tipo de acciones son favorables para todos los que transitan por territorio azteca.

Rivera dijo que este tipo de iniciativa se ampliarán hacia otras ramas que tengan vinculación con el tema migratorio a fin de evitar los secuestros, abusos y asesinatos contra migrantes.

Honduras y México celebraron el sábado anterior un encuentro binacional en el que se plantearon 15 puntos estratégicos que ambos estados deberán implementar de manera conjunta.

Inteligencia. Se propone potencializar el intercambio de información entre las direcciones de migración de ambos países, así como la Procuraduría y la Fiscalía.

Los dos gobiernos destacaron la voluntad de crear una plataforma que permita una fluidez en la cooperación entre ambos.

El vicecanciller hondureño dijo que se avanzó de manera positiva en este encuentro.

Honduras, El Salvador y Guatemala han aceptado que tienen una responsabilidad en el fenómeno migratorio que afecta a las dos regiones, pero al mismo tiempo señalan que los crímenes ocurren en México y que, por tanto, se deben tomar medidas para corregir esos errores.

El 22 de agosto fueron asesinados 72 migrantes de cinco nacionalidades en Tamaulipas, entre ellos 23 hondureños, mientras que en Oaxaca se denunciaron al menos tres asaltos y secuestros a trenes de carga en los que viajaban indocumentados.

Dificultad. El subsecretario de Seguridad de Honduras, Roberto Romero Luna, dijo que Honduras tiene claro que es imposible que México pueda garantizar seguridad a cada uno de los migrantes que transitan por su territorio.

Entre tanto, el director de Migración, Venancio Cervantes, dijo que normativas como la que se discute en el Congreso representa un avance significativo en la búsqueda de soluciones a largo plazo.

Cada año unos cien mil connacionales atraviesan México con la intención de llegar a Estados Unidos.

Al menos 10 mil hondureños que se arriesgan a cruzar México para llegar a Estados Unidos terminan siendo víctimas de secuestros y extorsiones, según análisis de la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras.