México D.F. En México se han multiplicado las muestras de repudio contra la polémica Ley de Arizona sobre inmigración, lo que incluye llamados a boicotear productos provenientes de esa zona y medidas legislativas.

El Congreso de la Unión junto con condenar la normativa, los legisladores resolvieron posponer la aprobación de un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos sobre cooperación en la administración de emergencias en caso de desastres naturales y accidentes.

Asimismo, una delegación de diputados viajará a Tucson, Arizona, para participar en las protestas contra la Ley SB1070, que la comunidad hispana programó en mayo, informó El Universal.

Llamado empresarial. Por su parte, el presidente electo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Mario Sánchez Ruiz, llamó a los mexicanos a dejar de consumir bienes y servicios en el estado de Arizona, en Estados Unidos.

Afirmó que “la sociedad tenemos una fortaleza muy grande, y es dejar de ir a comprarles; demostrarles [...] realmente el peso económico que podemos generar es muy negativo también”.

En tanto, el presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN), Claudio X. González, instó al presidente Felipe Calderón a que en una próxima visita a Estados Unidos ponga sobre la mesa la inquietud de que se elabore una propuesta integral de reforma migratoria para ambos países. “Hay que abordar el tema con todo el reto de inmigración, porque hay muchos mexicanos allá que contribuyen con la economía”, enfatizó.

También Amnistía Internacional (AI) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) manifestaron su preocupación por los alcances de la norma.

Amnistía expresó su inquietud de que se produzcan violaciones a garantías fundamentales como rechazo racial, arrestos y detenciones arbitrarias sólo por apariencia, origen o nacionalidad, debido a ley, dijo La Jornada.