Asunción. La sesión del Congreso de Paraguay donde se abordaría la renuncia del presidente de la República, Horacio Cartes, este miércoles, fue suspendida por falta de quorum, pero en 15 días podría volverse a tratar el tema.

Para que ambas cámaras del Congreso pudieran sesionar de manera conjunta, se necesitaba la presencia de 23 senadores de 45 y de 41 diputados de 80.

Este lunes, Cartes presentó su renuncia al cargo por medio de una carta dirigida al presidente del Congreso, Fernando Lugo, con la intensión de poder jurar como senador electo el 30 de junio próximo.

A la sesión convocada para este miércoles a las 10:30 hora local (14:30 GMT) se presentaron 50 diputados y 13 senadores, motivo por el cual se tuvo que levantar ante la falta del número de legisladores requerido.

Abdo Benítez, líder del movimiento oficialista Colorado Añetete, liberó los votos de los legisladores que integran este grupo, puesto que no es unánime el apoyo a Horacio Cartes.

Los senadores de la oposición y disidentes del oficialismo colorado mostraron de esta forma su rechazo a lo que consideran violatorio de la Constitución, que en su artículo 189 establece que los ex presidentes serán senadores vitalicios y no activos.

La Corte Suprema de Justicia habilitó a Cartes a presentarse como candidato a senador en las elecciones del 22 de abril pasado, ocasión en la que resultó electo.

"Este es un episodio, no es el final de la película", afirmó Juan Carlos Galaverna, uno de los senadores que se presentó a la convocatoria de este miércoles y que integra el movimiento liderado por el presidente electo, Mario Abdo Benítez.

"Hay que ponerle paciencia, templanza. Hay que tener apertura mental y espiritual. No hay que agitarse, hay que tener calma", agregó.

Abdo Benítez, líder del movimiento Colorado Añetete, liberó los votos de los legisladores que integran este grupo, puesto que no es unánime el apoyo a Cartes.

Cartes sigue siendo presidente de Paraguay y las negociaciones entre senadores también continuarán.