Lima. El Congreso peruano analizará un proyecto de ley del Ejecutivo que plantea la intangibilidad de las pensiones privadas, medida que buscaría proteger US$30.000 millones que podrían ser usados para financiar promesas electorales, dijo este jueves un importante legislador.

La iniciativa fue elaborada luego de que el plan de gobierno del candidato presidencial Ollanta Humala, un militar retirado temido por los inversionistas, señalara que podría financiarse una pensión estatal para los jubilados con los fondos privados.

Perú celebrará el 5 de junio un balotaje presidencial entre el nacionalista Humala, que ha moderado su discurso de izquierda; y la legisladora Keiko Fujimori, una política considerada amiga del mercado.

"Ya llegó el texto del proyecto al Congreso. La comisión va a discutirlo en los próximos días", dijo el presidente de la comisión de Economía del Congreso, Rafael Yamashiro.

Según Yamashiro, el proyecto de ley busca preservar "el derecho de la propiedad para que se pueda elegir un fondo público o privado y que no tenga ninguna intervención de autoridades de turno que pueda violentar este derecho".

El partido de Humala plantea, según su plan de gobierno, un régimen pensionario basado en dos sistemas.

El primero, uno público obligatorio que garantiza las pensiones de los asalariados y que también beneficia a los mayores de 65 años sin importar si han aportado o no.

El segundo sistema es el privado -como es manejado actualmente por los fondos de pensiones AFP- que servirá "de complemento al primero" basado en cuentas individuales.

Pese a esto, el candidato nacionalista ha afirmado que en un eventual Gobierno suyo no serán tocados los fondos de pensiones privados para financiar sus promesas electorales, sino más bien que se obtendrán recursos de reformas tributarias.

Actualmente, el trabajador dependiente o independiente en Perú puede escoger libremente a qué sistema -público o privado- quiere pertenecer. El sistema público encara problemas de morosidad de sus contribuyentes o empresas aportantes.

"Nadie puede disponer de los fondos que son individuales o están en situación colectiva porque más allá de ello los fondos son propios y no puede haber intervención del Gobierno de turno", afirmó Yamashiro a Reuters.

Analistas afirman que el modelo pensionario que estaría preparando Humala es parecido al de Argentina, donde se eliminó el sistema de pensiones privados para incorporar miles de millones de dólares a las finanzas del Estado.

Humala, que intenta por segunda vez dirigir los destinos de Perú, ha incorporado a su equipo de Gobierno a respetados técnicos con miras a buscar calmar el temor de que no sería el presidente indicado para mantener el modelo económico de libre mercado que ha dado buenos resultados al país.