El Congreso de Perú debatirá este lunes durante, al menos, trece horas la vigencia de la Ley Laboral Juvenil, tras haber sido convocado a una legislatura extraordinaria por el presidente Ollanta Humala, quien defiende esta norma que ha generado multitudinarias marchas de protesta en el país.

Según informó hoy el Parlamento, la decisión fue tomada el sábado en una reunión de la junta de portavoces de las bancadas parlamentarias, tras lo cual la presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, detalló que existen seis proyectos de ley que proponen desde derogar hasta modificar o suspender la norma.

Al inicio del plenario, que comenzará a las 09.00 hora local (14.00 GMT), los proyectos de ley deberán ser expuestos por la presidenta de la Comisión de Trabajo, la fujimorista Martha Chávez, o por el vicepresidente o el secretario de ese grupo de trabajo.

"En el debate participarán los congresistas de las nueve bancadas. No habrá tiempo de participación por grupo parlamentario, sino que el debate será abierto y por cada grupo, en varias rondas de intervenciones", señaló una nota oficial.

Este debate terminará "indefectiblemente a las 10 de la noche (03.00 GMT del martes)", dijo Solórzano antes de añadir que de inmediato se votará por un texto final que será presentado y expuesto por la Comisión de Trabajo.

Durante la sesión plenaria también se discutirá un pedido de autorización de viaje que ha hecho Humala para ir a Costa Rica.

El presidente peruano, quien dice que la ley busca favorecer a casi dos millones de jóvenes que actualmente no cuentan con un empleo formal, recordó el viernes pasado que el Congreso "apoyó mayoritariamente" su aprobación, pero dijo que ahora la mayoría de los legisladores buscan derogarla.

Por lo pronto, los parlamentarios de la agrupación fujimorista Fuerza Popular y del Partido Aprista Peruano han adelantado que votarán por la inmediata derogatoria de la ley.

La norma ofrece un salario mínimo y seguridad social para los jóvenes, pero reduce las vacaciones de 30 a 15 días y no considera el pago de gratificaciones (salario extra) ni la compensación por tiempo de servicios (CTS).

El sábado, organizaciones juveniles y laborales señalaron que exigirán a los congresistas que se derogue esta ley que, consideran, "quita derechos en forma descarada a los trabajadores de 18 a 24 años de edad."