Lima. La comisión que investiga los hechos producidos en la base contrasubversiva Madre Mía, acudirá este viernes al penal de Barbadillo, para entrevistar al expresidente Ollanta Humala, informó el Congreso de la República.

El presidente de ese grupo de trabajo, Héctor Becerril, dijo que esta comisión, conforme a la facultad otorgada por el Pleno del Congreso, se encuentra investigando los presuntos pagos de sobornos efectuados a testigos vinculados a la violación de derechos humanos cometidos en la base militar Madre Mía.

Informó que el pasado 13 de noviembre se le solicitó al fiscal de la Cuarta Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Derechos Humanos y Terrorismo, Luis Enrique Valdivia Calderón, que remita copia de todo lo trabajado, audios de escuchas legales y sus transcripciones, actas, informes, resoluciones y todo que contiene el expediente “Caso Artemio”.

Indicó que las referidas escuchas telefónicas legales, seguidas contra el cabecilla de Sendero Luminoso, Florindo Eleuterio Flores Hala, “Artemio”, contendría información sobre presuntas compras de testigos en el “Caso Madre Mía”, pero el fiscal Valdivia respondió que está impedido de entregar esa información, detalló Becerril.

Según testimonios, el expresidente Ollanta Humala se desempeñó como jefe de la base militar Madre Mía con el nombre de ‘Capitán Carlos’.

Esta semana, la mencionada comisión investigadora recibió Clara Luz Conde Centeno, exfiscal superior adjunta de la Segunda Fiscalía Superior Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima. También se se presentó Hugo Príncipe Trujillo, juez de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema.

Según la defensa, los señalamientos en contra del ex gobernante de encubrir el asesinato de su empleado Emerson Fasabi tiene como objetivo perjudicar su imagen pública.

Defensa denuncia venganza política. Las acusaciones de encubrimiento del crimen de un ex trabajador en contra del ex presidente peruano Ollanta Humala es una venganza política, afirmó su abogado, Wilfredo Pedraza.

Según el jurista, quien fue ministro del Interior durante el gobierno de Humala (2011-2016), los señalamientos en contra del ex gobernante de encubrir el asesinato de su empleado Emerson Fasabi tiene como objetivo perjudicar su imagen pública.

"Una venganza política, animadversión y un intento de querer perjudicar la imagen del ex presidente Humala", expresó el abogado.

Las declaraciones de Pedraza tratan de refutar la reciente divulgación de un informe de la Comisión de Investigación que dio cuenta sobre la supuesta ingesta de sustancia tóxica como causa de la muerte del ex trabajador de la familia Humala.

El jurista también recordó que un informe previo de pericia toxicológica de la Fiscalía del 2015 concluyó que no se encontró en el cuerpo de Fasabi ninguna sustancia toxicológica que evidencie un asesinato.

Según Pedraza, el señalamiento de encubrimiento en la muerte del ex trabajador de Humala no tiene ningún fundamento, porque para aplicar esta figura legal, primero, debe haber un delito, que en este caso no hay.

Fasabi fue encontrado muerto el 22 de julio del 2015 en un cuarto que rentaba a pocas cuadras de la casa del entonces presidente Humala, al momento de morir tenía 27 años y había sido un soldado del Ejército peruano.

De acuerdo al informe del médico forense, el joven habría muerto por "hemorragias pulmonares y pancreáticas", dato que según la Comisión investigadora corroboraría el presunto asesinato que debe ser esclarecido por el Ministerio Público.

*Con información de Agencia Peruana de Noticias y Xinhua.