Caracas. La mayoría opositora que legisla en la Asamblea Nacional (AN, Congreso) de Venezuela pidió este miércoles al presidente Nicolás Maduro informar sobre la situación de los sobrinos de la primera dama, Cilia Flores, enjuiciados en Estados Unidos por narcotráfico.

Con 101 votos a favor y 38 en contra, el Congreso suscribió un acuerdo con la exigencia, y también en rechazo "al tráfico de influencias en materia de narcotráfico por parte de altos funcionarios del gobierno".

Los legisladores opositores instaron al mandatario y a otros altos funcionarios de la administración a pronunciarse sobre los delitos que atribuyen autoridades estadounidenses a Francisco Flores de Freitas y Efraín Campo Flores.

Los opositores solicitaron al Ministerio Público (MP) y a la Contraloría General investigar si existen méritos en el caso de los primos Flores, para iniciar el enjuiciamiento de las personas involucradas.

Los legisladores también acordaron presentar un documento ante la Fiscalía del Distrito de Nueva York y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el propósito de estudiar el caso y una posible solución para evitar la expansión de este delito en la nación caribeña.

Durante el debate, el diputado opositor Ismael García, quien propuso crear una comisión mixta integral para hacer la indagación correspondiente, indicó que "debemos investigar a las personas que se nombraron en ese juicio. Nosotros debemos pedir los expedientes".

Por su parte, el también diputado conservador Julio Montoya llamó a "averiguar" si el caso es "una política de Estado o es un hecho aislado. Nuestro llamado es a los poderes públicos del país. Este tema no se puede dejar en el oscurantismo, necesitamos la verdad".

El diputado socialista Héctor Rodríguez criticó el acuerdo aprobado por la fracción opositora, al cuestionar que la acusación de narcotráfico contra Flores de Freitas y Campo Flores "es un vil montaje" por parte de "quienes nos han acusado históricamente".

En tanto, el diputado del bloque izquierdista Gran Polo Patriótico (GPP), Edwin Rojas, quien calificó el tema de "muy delicado", sostuvo que "no se han presentado pruebas" y que "no puede haber delitos sin pruebas".

"Enjuician por narcotráfico, pero no hay droga; hablan de un avión, pero no hay avión. Nadie puede ser juzgado sin un principio probatorio. Nada de eso ha habido", cuestionó Rojas.

El legislador socialista Pedro Carreño manifestó que desde el bloque opositor "arremeten contra estos pobres muchachos", ya que "no tienen la capacidad de vulnerar a la revolución bolivariana".

La Fiscalía del Distrito de Nueva York, a través del juez Paul Crotty, declaró hace unos días culpables a Campo Flores y a su primo Flores de Freitas, y se prevé que el próximo 7 de marzo de 2017 sea definida la sentencia.

Los jóvenes fueron detenidos en Haití el 10 de noviembre de 2015, y acusados de intentar trasladar 800 kilogramos de cocaína desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, ubicado en el norteño estado Vargas (norte), hacia Honduras, y de allí a Estados unidos.