A menos de dos semanas para la elección de la Mesa Directiva del Congreso del periodo legislativo 2015 - 2016, conozca los pasos que debe cumplir este proceso dentro del Parlamento, que podría tener hasta tres listas en competición.

Según el artículo 12º del Reglamento del Congreso, las listas de candidatos para ocupar los cargos de la Mesa Directiva pueden ser presentadas a la Oficialía Mayor hasta 24 horas antes de la fecha prevista para la elección, que en esta ocasión sería el 26 de julio.

Las listas serán completas, y debe proponerse un candidato para cada cargo que corresponda, acompañando la firma del vocero autorizado de uno o más grupos parlamentarios, siempre que el grupo se encuentre constituido.

Tras ello, la Oficialía Mayor dará cuenta a la presidencia del Legislativo sobre las listas y esta ordenará su publicación en tablas.

El día de la votación, leídas las listas de candidatos, la Mesa Directiva invita a dos congresistas para que oficien de escrutadores y vigilen el normal desarrollo del acto electoral. Ellos firmarán las cédulas de votación y estas serán distribuidas entre los parlamentarios.

Acto seguido, la presidencia suspenderá la sesión por unos minutos, a efecto de que los congresistas llenen las cédulas. Reabierta la sesión, esta deposita su voto en el ánfora, luego lo harán los demás miembros de la mesa y los congresistas escrutadores, y de inmediato se invitará a los demás a depositar sus cédulas por orden alfabético.

Después, se realiza el escrutinio, voto por voto, ayudado por los legisladores escrutadores, dando lectura a cada cédula sufragada.

Terminado el escrutinio, se proclama como miembros electos de la Mesa Directiva a los candidatos de la lista que hayan logrado obtener un número de votos igual o superior a la mayoría simple de congresistas concurrentes.

Si ninguna obtiene la mayoría simple se efectuará, siguiendo el mismo procedimiento, una segunda votación entre las dos listas con mayor número de votos, proclamándose a los candidatos de la lista que obtenga mayor votación.

A continuación, los elegidos prestan juramento y asumen sus funciones. El presidente electo lo hará ante el presidente de la Mesa Directiva que encabezó el acto electoral, el resto de miembros lo hará ante el nuevo titular del Congreso.