Quito. El proyecto de reformas al Código del Trabajo y a la Ley de Seguridad Social entregado este sábado por el mandatario Rafael Correa a la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, busca ampliar los derechos de los trabajadores y otorgar beneficios laborales a nuevos sectores como campesinos, amas de casa y empleados informales.

Uno de las iniciativas más importantes contempla el reconocimiento del trabajo no remunerado de las amas de casa que podrán cotizar a la seguridad social y tener pensiones de jubilición o invalidez, una idea que coloca al país "a la vanguardia en el ámbito regional y mundial", destacó Correa.

"Unos tienen todos los derechos garantizados y otros, como los campesinos, trabajadores informales o las amas de casa, no tienen nada. Por eso presentamos estas reformas al Código del Trabajo y a la Seguridad Social", dijo el presidente en un acto al que acudieron unas 100.000 personas, según cálculos oficiales.

El gobernante no excluyó impulsar en el futuro un nuevo Código Laboral -el actual data de 1938-, pero admitió que "tampoco vamos a perder el tiempo con los que no quieran avanzar y con aquellos que, permanentemente derrotados en las urnas, quieren por la fuerza imponer sus caprichos" y son los que rechazan las propuestas del gobierno.

Las reformas engloban cinco grandes áreas: profundización del derecho a la estabilidad, búsqueda de la equidad, modernización del sistema laboral, democratización de la representación laboral y universalización de la seguridad social.

A continuación, los principales temas de cada eje.

1. Profundización del derecho a la estabilidad

-Se elimina los "contratos de plazo fijo" para evitar "esta forma precaria de contratación", según Correa.

-Se crea el "despido nulo" para las mujeres en gestación y para los dirigentes sindicales. Es decir, se prohíbe despedir a alguien por esas condiciones.-En caso de despido por algún tipo de discriminación, el proyecto propone pagar un año de sueldo adicional a la indemnización existente por despido intempestivo.

2. Búsqueda de la equidad

-Se establecen límites de brechas salariales entre quienes más ganan frente a aquellos que menos ganan dentro de una empresa. Los sueldos de los empresarios deberán ser un múltiplo máximo de las remuneraciones de sus obreros. Por ejemplo, el obrero menos calificado ganará no menos de 20 veces el sueldo del jefe máximo; es decir, si el jefe gana US$20.000 el trabajador más humilde deberá percibir unos US$1.000.

-Pago de utilidades a los empleados en función de empresas vinculadas de un mismo grupo económico para que no haya diferencia entre compañías "pobres" y "ricas" y concentración del reparto de utilidades del mismo conglomerado.-El retraso en el pago de utilidades implicará el pago con interés al trabajador.

-Se pone un límite al monto de utilidades de 24 salarios básicos unificados anuales (US$8.160 actualmente). "Lo que genera esta medida  (después del reparto cuando sobren recursos) irá al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social para financiar las pensiones jubilares de los trabajadores autónomos y de las amas de casa", dijo Correa.

3. Modernización del sistema laboral

-Mensualización voluntaria, tanto en el sector público como en el privado, de los "décimos" o sueldos extra.

4. Democratización de la representación laboral

-Voto universal, libre y secreto para escoger a los dirigentes en los sindicatos.

-Votar para el "comité de empresa" sin necesidad de estar afiliado a ningún sindicato.

5. Universalización de la seguridad social

-Seguridad social para las amas de casa, reconociendo la contribución del trabajo no remunerado a la sociedad que es de "15% del producto interno bruto total del país", según detalló Correa. Se busca beneficiar de manera directa a alrededor de 1,5 millones de trabajadoras del hogar con su incorporación al sistema de seguridad social.

-El Estado garantizará ese derecho mediante un subsidio de hasta el 90% a la correspondiente cotización, en función de la condición socioeconómica de cada trabajadora. Hay cuatro segmentos. Por ejemplo: madres en extrema pobreza, receptoras del Bono de Desarrollo Humano, cotizarán sobre el 65% del salario básico unificado; es decir, US$85. La cotización mensual será un 13,25% de esa cantidad; US$11,26; de los cuales el Estado aportará US$9,26 y la madre aportará US$2. La madre podrá obtener una jubilación del 90% del salario de cotización. Esto es US$76,5 mensuales, además de pensiones por incapacidad, orfandad y viudez, explicó Correa

-Esta propuesta "nos coloca a la vanguardia en el ámbito regional y mundial pues reconoce la labor productiva del trabajo del hogar y otorga a dichas trabajadoras el derecho a tener una pensión digna para su vejez", aseguró el mandatario.