Este martes el consejero de seguridad de Bogotá, Samuel Moreno,  se reunió con el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, quien solicitó a las autoridades locales, civiles, militares y policiales, fortalecer la articulación de las estrategias de seguridad ciudadana con las políticas sociales, educativas y de recuperación de espacio público del distrito capital.

Durante el consejo se tratarán temas relacionados con el porte de armas de fuego y la reforma al código penal de infancia y adolescencia, proyecto de ley que actualmente cursa en el Congreso de la República.

La Administración Distrital propondrá seguir debatiendo el enfoque de seguridad ciudadana, para que otras materias como acceso a la justicia, atención integral a víctimas, gestión territorial de la seguridad y de la convivencia sean desarrolladas en el marco de la Política Integral de Seguridad Ciudadana.

Con respecto a las armas de fuego, el Distrito plantea agregar a los requisitos para porte o tenencia de armas, la adquisición de un seguro obligatorio para accidentes con armas de fuego (SOAF) y que sólo les sea permitido a mayores de 25 años. "El segmento de jóvenes entre 18 y 25 años, constituye la población más afectada por este tipo de elementos ya sea como víctima o como victimario".

Durante el consejo de seguridad se planteará la necesidad de incrementar el pie de fuerza en la ciudad; el cumplimiento de la asignación de los policías egresados de la Escuela de Formación; y el desarrollo de planes para el fortalecimiento de la Policía Judicial.

En este sentido, el alcalde Samuel Moreno solicitará más fiscales y jueces especiales para la judicialización de los delitos.

De otra parte, se puntualizará en:
Fortalecer y cualificar los procesos de inteligencia criminal para las ciudades. Instalar la nueva infraestructura de Policía en la localidad de Sumapaz.

Implementar el Sistema Integrado de Vigilancia Tecnológica para Bogotá.

Revisar y fortalecer conjuntamente las acciones orientadas a atender y resocializar a desmovilizados y sus familias.

El pasado 23 de noviembre, el director de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Francisco Patiño, anunció que un total de 22.500 policías custodiarán la capital de la República durante las festividades del mes de diciembre. Se trata de un refuerzo de 3.500 uniformados que hacen parte de las escuelas de formación policiva.

Durante la navidad, se llevarán a cabo operativos conjuntos entre Policía de Bogotá y Policía Judicial con el objetivo de detectar y ubicar centrales de fabricación de licor adulterado, así como en establecimientos públicos y comerciales.

A partir de este miércoles 1 de diciembre y hasta el próximo 11 de enero de 2011, en toda la ciudad regirá la restricción al porte de armas de fuego, aún con salvoconducto.