El abogado del Consejo de Defensa del Estado (CDE), Álvaro Quintanilla, explicó que la solicitud de apertura del testamento de Augusto Pinochet Ugarte busca mantener activa la causa civil y así evitar la prescripción de los presuntos delitos por los cuales el CDE pretende demandar a los herederos.

Quintanilla estuvo presente este miércoles en la mañana en la apertura del testamento de Pinochet del año 2005, en el cual el ex dictador sólo dispuso el cambio de albacea. El abogado se mostró sorprendido y frustrado por el resultado de esta diligencia y anunció que el CDE solicitará el conocimiento del testamento original del año 2000.

“Lo razonable era que los propios interesados, los familiares, pidieran la apertura, pero como los años pasaron (cinco años y cuatro meses desde la muerte de Pinochet en 2006) y había necesidad de activar las acciones, porque existe riesgo de prescripción, hubo que hacer esta diligencia. Esperábamos que tuviera el patrimonio y los herederos, pero eso no ocurrió”, dijo Quintanilla.

Según Quintanilla, el conocimiento del testamento “era fundamental porque permitiría determinar quiénes son los herederos o continuadores del señor Pinochet, respecto de quien existen acciones civiles que permiten que el acreedor, el fisco, obtenga el pago de las acreenecias pendientes por conceptos tributarios, indemnizatorios y restitutorios de los procesos penales conocidos”.

Millonaria demanda. Si bien las responsabilidades penales de Pinochet se extinguieron con su muerte, Quintanilla recordó que las aristas civiles "subsisten con los herederos o continuadores del patrimonio".

El CDE presente demandar a los herederos de Pinochet por un monto cercano a los US$5.000.000, en las causas civiles por malversación de caudales públicos en el uso de gastos reservados, evasión tributaria y otros ilícitos que en junio de 2005 le costaron a Pinochet la pérdida de su inmunidad (fuero) como ex Presidente.

El abogado Quintanilla anunció que en la próxima reunión del CDE se tomará la decisión de pedir la apertura del testamento original que está bajo custodia del notario Humberto Quezada Moreno. “Hay que repetir exactamente la diligencia de hoy día (martes) para avanzar en la identificación de los herederos y continuar nuestras acciones”, indicó.

Consultado si la fortuna de Pinochet asciende realmente a US$26.000.000 (de los cuales US$17 millones no estarían justificados), tal como afirmó este martes el ministro del caso Riggs, Manuel Valderrama, el abogado Quintanilla respondió que “en ese aspecto yo no puedo dar mayor información, porque no atinge a la unidad civil, es más propiamente de la división financiera y la sección penal del CDE”.

Acerca del cambio de albacea, el abogado del CDE dijo que “desde el punto de vista del fisco acreedor no afecta para nada, salvo que pudiera ser interlocutor o sujeto pasivo de eventuales acciones o requerimientos que permita la ley”. En ese sentido, señaló que es materia de estudia si se le va a interrogar, “pero los sujetos pasivos que interesan a los acreedores son los herederos”, reiteró.

*Lea además en Nacion.cl: Polémico nieto de Pinochet: Una artimaña apertura del testamento.