En el continente americano han cobrado impulso propuestas para quitar a grupos criminales el control sobre los mercados de cannabis y crear marcos legales y regulados para el cultivo, procesamiento, venta y posesión de esta planta. La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y otras organizaciones consideran que estas propuestas son prometedoras e impulsan enfoques regulatorios que favorezcan los derechos humanos, así como la salud y la seguridad ciudadana.

En México, los recientes amparos otorgados por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a cuatro activistas, cuya sentencia avala el uso de la mariguana para fines lúdicos y recreativos sin afectar a terceros, pusieron el dedo en el renglón.

En entrevista, el ministro encargado de la sentencia de dichos amparos, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, expuso que esta resolución necesariamente va a generar un debate por la legalización. La Corte sostuvo que el autoconsumo de la mariguana no puede prohibirse de manera inmediata. A partir de esta premisa, es deseable que los actores políticos, las autoridades en el ámbito legislativo y administrativo discutan de qué forma podrán ir implementando esta decisión y precedente, sugirió.

“Esta sentencia no debe alarmar a nadie”, dijo, y argumentó que la resolución es capaz de coadyuvar a que en México haya una sociedad más avanzada. La prohibición total del autoconsumo de cannabis provoca sentencias injustas para consumidores y promueve actos de extorsión por parte de policías, argumenta el ministro.

“Hay miles de jóvenes mexicanos que están en prisiones simplemente por haber traído con ellos más de cinco gramos de mariguana. Es profundamente injusto porque no se trata de narcotraficantes, se trata de consumidores jóvenes a los que se les arruina su vida”, advierte.

El experto destacó que en gran medida, Colorado tiene éxito en su sistema de cannabis legal pues cuenta con un sistema centrado en el mercado, sumamente regulado y con impuestos moderados que permite a residentes y turistas, mayores de 21 años, adquirir cannabis al menudeo en expendios.

En este tenor, WOLA y un grupo de otras 16 organizaciones de 11 países de América, a través del informe “El impacto de las políticas de drogas en los derechos humanos. La experiencia del continente americano”, refieren que la “guerra contra las drogas” y el sistema de prohibición han sido implementados de forma tal que se han desbordado los sistemas penales y se han afectado las poblaciones más vulnerables, sin lograr siquiera disminuir los problemas de consumo o tráfico en la región.

El director de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), José Antonio Guevara, precisó recientemente que la política en materia de drogas se relaciona con violaciones a los derechos humanos. Y es que, en México y otras naciones latinoamericanas, se militarizó la seguridad pública en el combate al crimen organizado y el tráfico de drogas.

Del 2006 a diciembre del 2014, la población recluida en centros penitenciarios federales por delitos contra la salud aumentó en 1.200%, según el Colectivo de Estudios Drogas y Derecho (CEDD). De las personas recluidas en los centros de readaptación social de nueve entidades federativas, 60% están recluidas por delitos relacionados con el cannabis, de acuerdo con investigaciones de este colectivo.

En tanto, la no gubernamental nacional México Unido contra la Delincuencia (MUCD) -una de las promotoras de los amparos ante la Corte-, consideró que la guerra contra las drogas provocó que en el periodo 2006-2012, cerca de 80.000 personas murieran.

En un documento entregado al Senado, este organismo de la sociedad civil asevera que hay evidencias suficientes para determinar que la mariguana ayuda a paliar síntomas de enfermedades, por lo que es posible regularla con acceso controlado para fines médicos.

La experiencia en EE.UU. Sobre la experiencia de regulación de cannabis en dos estados de la Unión Americana, John Hudak, investigador del Instituto Brookings, detalla el caso de Colorado (EU), donde en noviembre del 2012, los electores aprobaron una enmienda constitucional que legalizaba la venta de cannabis al menudeo para uso recreativo.

El experto destacó que en gran medida, Colorado tiene éxito en su sistema de cannabis legal pues cuenta con un sistema centrado en el mercado, sumamente regulado y con impuestos moderados que permite a residentes y turistas, mayores de 21 años, adquirir cannabis al menudeo en expendios.

Asimismo, las regulaciones abordan los temas de tamaño del mercado, seguridad, acceso de los consumidores, acceso de los productores, condiciones de crecimiento, protección, carga impositiva y una variedad de otras áreas.

Colorado reorganizó su agencia regulatoria de cannabis medicinal existente, para lidiar tanto con la mariguana con fines médicos y la venta al menudeo, explica John Hudak.

El estado ha trabajado incansablemente con el gobierno, la industria, las fuerzas del orden, el sector de salud pública, salubridad y otros actores involucrados, incluyendo la ciudadanía con inquietudes sobre el tema, para crear un sistema regulatorio integral que trate de equilibrar aspectos de protección, seguridad y acceso a esta hierba.

La oposición. En México, las posturas en contra de la legalización de la yerba se hicieron sonar momentos después de dictada la sentencia. El titular del Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto sostuvo que “en lo personal, para mí no sería deseable ni estoy en favor de una eventual legalización del consumo de la droga”, pero instruyó a la Secretaría de Gobernación para que, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos convoque a un amplio debate sobre la ingesta de esta planta.

El ministro Arturo Zaldívar expuso que lo dictado por el tribunal constitucional supone un cambio de cultura y “de acuerdo con evidencia científica y estadística, el gran problema en este país es el alcohol y vemos con esta doble moral que padres de familia dan alcohol a menores de 14 años de edad en fiestas”.

La ministra Olga Sánchez Cordero, quien votó a favor del proyecto de Zaldívar, aplaudió las voces contrarias a la sentencia: “No todos van a coincidir con el proyecto, así es como se construyen las decisiones y las voces disidentes son bienvenidas en cualquier decisión”.