El constitucionalista Aníbal Quiroga dijo este martes que la denuncia constitucional contra el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, no tiene asidero jurídico y corresponde que sea desestimada en el Congreso de la República.

“El tema avanza políticamente, pero tengo la esperanza de quede en nada, que la denuncia sea retirada o desestimada porque no tiene asidero ni pies ni cabeza. No tiene sentido imputar al fiscal una responsabilidad que no tiene”, explicó a la Agencia Andina.

Al remarcar que a Pablo Sánchez se le está imputando supuestas faltas que no le corresponde, recordó que, según la Constitución y la Ley Orgánica del Ministerio Público, los fiscales son autónomos de sus decisiones.

“Es como si se quisiera denunciar al presidente del Poder Judicial por la sentencia de un juez. El fiscal de la Nación no hace ni dirige investigaciones, dirige la política general de la institución, la representa, pero no tiene investigaciones concretas a su cargo”, aclaró.

Bajo esa premisa, el constitucionalista insistió en que la denuncia constitucional contra Pablo Sánchez termina siendo “absolutamente absurda”.

“La infracción constitucional debe ser específica y concreta, y no un tema gaseoso o etéreo. Espero que finalmente la retiren o la desestimen”, afirmó.

En la víspera, la Comisión Permanente del Congreso aprobó otorgar un plazo de 15 días para que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales investigue la denuncia constitucional contra el fiscal de la Nación.

Al término del plazo, la subcomisión deberá elaborar un informe donde se pronuncie respecto a las denuncias que proponen la inhabilitación del fiscal.

Las denuncias constitucionales fueron presentadas por los congresistas Daniel Salaverry (FP) y Yeni Vilcatoma (NA); la subcomisión acordó acumularlas en un solo caso.