Madrid. El apoyo electoral al gobierno socialista español se ha desplomado en el último mes, según sondeos publicados este lunes, un mal indicador de cara a las importantes negociaciones políticas para sacar adelante la reforma laboral y un presupuesto limitado.

El PSOE del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha caído hasta 12 puntos porcentuales respecto al derechista Partido Popular, según dos sondeos diferentes, uno del diario conservador ABC y otro del diario Público, afín a los socialistas.

El PP conseguiría una mayoría absoluta si se celebrasen elecciones generales ahora, según el sondeo del ABC elaborado por DYC, lo que daría un vuelco a la composición del Congreso de los Diputados de 350 escaños, de los que el PSOE tiene ahora 169 frente a 153 el PP.

Los legisladores del PP dicen que votarán en contra de las propuestas anti crisis del Gobierno, que necesitará el apoyo de los partidos nacionalistas y más pequeños para evitar una moción de censura.

La encuesta de DYC se realizó entre el 3 y 10 de junio, mientras que la de Público, elaborada entre el 17 de mayo y el 9 de junio, apuntaba a una pérdida de 8 puntos porcentuales de los socialistas.

Ambos sondeos se elaboraron mientras se negociaban la muy esperada reforma laboral, que está previsto que llegue al Parlamento el 22 de junio, y después del recorte de 15.000 millones de euros por el que se ha reducido el salario de los empleados públicos y se han congelado las pensiones.

Las próximas elecciones generales están previstas para 2012, pero pueden adelantarse si el fracaso de alguna reforma provoca una moción de censura en el Congreso.