Aman. Tropas sirias mataron a al menos 45 civiles en un ataque con tanques para ocupar el centro de la asediada ciudad de Hama, dijo este jueves un activista, en una fuerte escalada de la campaña militar para aplastar una revuelta contra el presidente Bashar al-Assad.

Miles de civiles huían de la ciudad, un bastión de las protestas sitiado por tropas, tanques y armamento pesado.

La electricidad y las comunicaciones fueron cortadas en la ciudad, donde según activistas al menos 130 personas han muerto en un asalto militar de cuatro días de las tropas de Assad.

En respuesta a las ofensivas en Hama y otras ciudades, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas superó sus diferencias y condenó la sangrienta represión de Assad contra los manifestantes civiles.

Fue la primera acción sustancial del organismo en los cinco meses desde el levantamiento pro-democrático.

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, cuyo país se había resistido a las condenas de la ONU a Siria, dijo que Assad enfrentaría un "triste destino" a menos que realizara reformas urgentes y se reconciliara con la oposición.

La Unión Europea acordó extender más las sanciones sobre Siria pero evitó aplicarlas a la industria del petróleo y los bancos, que los disidentes dicen que sería la única forma de cortar los fondos que respaldan la represión en el país.

Alemania dijo que pediría a Naciones Unidas un enviado especial a Siria para aumentar la presión sobre Assad y el ministro de Relaciones Exteriores austríaco, Michael Spindelegger, dijo que el país estaba cada vez más aislado.

En Hama, residentes dijeron que los tanques avanzaron hacia la plaza Orontes, escenario de algunas de las mayores protestas contra Assad, que sucedió a su padre, el fallecido Hafez al-Assad, en el 2000. Habían francotiradores en los techos y en una ciudadela cercana.

Un activista que logró huir de la asediada ciudad dijo a Reuters que 40 personas murieron por el intenso fuego de artillería y tanques el miércoles y jueves en la mañana en el distrito al-Hader al norte del río Orontes.

La fuente, que se identificó como Thaer, indicó que otras cinco personas de las familias Fakhri y Assa'ad, incluyendo dos niños, murieron cuando intentaban escapar de Hama en auto en la autopista al-Dhahirya.

RECUERDOS DE 1982

Los bombardeos se centraron en el distrito al-Hader, que fue arrasado en 1982 cuando fuerzas de Hafez al-Assad lanzaron una brutal represión para aplastar una revuelta islamista, matando a miles de personas.

"El aparato de seguridad cree que puede terminar con este levantamiento confiando en la opción de seguridad y matando a todos los sirios que crea necesarios", dijo un diplomático en la capital siria.

"Los tanques están disparando sus armas contra edificios residenciales en Hama y Deir al-Zor después de permitirles manifestarse pacíficamente durante dos semanas. Esta es la primera vez que el régimen usa tanques con una ferocidad tan dirigida", agregó.

En Deir al-Zor, residentes dijeron que miembros del personal de seguridad les indicaron que el Ejército pronto entraría a la ciudad, algo que es probable que las tribus en la rebelde provincia confronten.

Las autoridades dicen que el Ejército entró a Hama para confrontar a "terroristas" que estaban intimidando a los residentes. La televisión estatal transmitió imágenes de hombres armados a los que responsabilizó de atacar a fuerzas de seguridad y edificios del Gobierno en Hama.

Las contrastantes versiones de activistas y medios estatales son difíciles de verificar porque Siria restringió la presencia de la mayoría de los medios independientes desde el inicio de las protestas.