Las protestas contra el presidente Michel Martelly, continuaron este sábado por segundo día consecutivo en Haití, pese a la instalación en su cargo de un nuevo primer ministro y al anuncio de la conformación de un gobierno de consenso.

Entre tanto, un importante dirigente de Fanmi Lavalas, uno de los principales partidos de la oposición haitiana, aseguró que esa organización no reconoce la designación de Evans Paul como primer ministro, y anunció que las manifestaciones contra Martelly continuarán hasta conseguir sus objetivos.

Este sábado, la destacada activista Yolette Mengual se convirtió en la primera nominada al tribunal electoral, al ser elegida por varias organizaciones de mujeres para representar a ese sector en el nuevo organismo.

El nuevo primer ministro fue instalado el viernes en sus funciones apenas horas después de que Martelly anunció la constitución de un gobierno integrado por representantes de diversos sectores, además de la puesta en marcha de un renovado órgano electoral para la celebración de elecciones legislativas y municipales.

Paul, de 59 años, se comprometió a trabajar por el bienestar del país y anunció el fortalecimiento de los programas sociales implementados por su predecesor, Laurent Lamothe, quien renunció al cargo el mes pasado presionado por la crisis política que afecta al país.

Cientos de manifestantes recorrieron hoy varias calles de Puerto Príncipe, la capital haitiana, y se enfrentaron con las fuerzas del orden que dispersaron la movilización convocada por el Movimiento Patriótico de la Oposición Democrática (MoPod) y la plataforma política Pitit Dessalines, en una nueva ola de protestas que continuarán el martes 20, el jueves 22 y el próximo viernes 23 de este mes según los organizadores.

Los opositores al gobierno levantaron barricadas en varias calles y quemaron neumáticos, mientras que la policía detuvo a algunas personas por provocar desórdenes.

La marcha de hoy siguió a una realizada el viernes y se suma a decenas de manifestaciones que la oposición intensificó en los últimos meses de 2014. Hasta ahora, los movimientos antigubernamentales han causado la muerte de al menos cuatro personas.

Paul reveló esta semana que ha mantenido conversaciones con líderes del MoPod para asegurar el más amplio consenso posible en la formación de su gobierno, y aunque no dio a conocer detalles de los encuentros, dijo que les hizo "propuestas concretas".

El partido opositor Inité también fue contactado por la Presidencia haitiana y por el nuevo primer ministro "como parte de la implementación del próximo gobierno" de consenso, según afirmó el ex diputado Saurel Jacinthe, quien dijo que su organización está lista para integrarse a la actual administración en los términos establecidos.

Pero el ex senador por Lavalas, Louis Gérald Gilles, indicó hoy que si Paul no renuncia, su partido intensificará las protestas, aunque manifestó la posibilidad de reanudar las negociaciones con el presidente de la República con el objetivo de elegir a un nuevo primer ministro representativo de todos los sectores.

Serias diferencias entre el Ejecutivo y la oposición han retrasado los comicios en los que Haití debía elegir en 2014 a veinte senadores, 112 diputados, 140 autoridades municipales y 1.140 asambleístas y representantes comunales en todo el país, según un acuerdo suscrito en marzo pasado, pero rechazado por la oposición.

El mandato de diez de veinte senadores y el de 112 diputados venció oficialmente el lunes y dejó al Parlamento sin funciones y al presidente Martelly en capacidad de gobernar por decreto, pese a un acuerdo anunciado la noche del pasado domingo que buscaba allanar el camino a una solución de la crisis.

Organizaciones de diez departamentos del país se reunieron hoy bajo la coordinación del Colectivo Femenino Haitiano por la Participación Política de las Mujeres, conocido como "Fanm yo la", para elegir por votación a la persona que representará a ese sector en el nuevo tribunal electoral.

Después de cuatro horas de debate y discusión relacionada con el proceso electoral, la comunicadora social Yolette Mengual se impuso sobre otras cinco candidatas.

El presidente Martelly anunció el viernes que el nuevo Consejo Electoral Provisional (CEP) se pondrá en marcha la próxima semana y que comenzará a trabajar inmediatamente en dirección a las próximas elecciones.

Según el artículo 289 de la Constitución haitiana, el CEP debe estar integrado por nueve personas, en cada una en representación de la iglesia católica, de las iglesias protestantes, del rito vudú, del sector patronal, de los sindicatos, de la prensa, de las universidades, del componente femenino del país y del las organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Mengual ya había sido integrante del organismo en representación del Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ), pero renunció el mes pasado junto con todos sus miembros para dar paso a un nuevo tribunal.

Varios países de la región expresaron esta semana su inquietud sobre la prolongada crisis política que afecta a Haití, y uno de ellos, Uruguay, anunció que planea retirar a sus tropas asignadas a una misión de la ONU, en función del desarrollo de la actual situación.