La Habana. La Iglesia Católica y el gobierno de Cuba entablaron inéditas conversaciones que podrían conducir a la liberación de presos políticos, dijo este jueves el cardenal Jaime Ortega.

"El camino está abierto, con perspectivas y esperanzas", dijo Ortega a periodistas en una rueda de prensa en el Arzobispado de La Habana.

El cardenal no precisó si Castro se comprometió a liberar a algunos de los alrededor de 200 presos políticos, a los que su gobierno comunista considera "mercenarios" a sueldo de Estados Unidos.

"Se está tratando lo de los presos, pero no puedo adelantar conclusiones acerca de fechas concretas, actuaciones concretas", agregó Ortega.

Ortega sostuvo este miércoles una reunión de más de cuatro horas con el presidente Raúl Castro, en la cual pidió la excarcelación de disidentes presos.

Más temprano, el presidente de la Conferencia de Obispos de Cuba, Dionisio García, quien también participó en la reunión, dijo a Reuters que el gobierno "está en la disposición de accionar, de tomar acciones para ir resolviendo (...), ir encaminando una solución a estos problemas".

Castro ha dicho que no cedería al chantaje de Estados Unidos y otros enemigos, quienes exigen la liberación de los presos como condición para normalizar sus relaciones con la isla.