Lima. Representantes de 195 países comenzaron este lunes en Perú una reunión anual que busca sentar las bases de un histórico acuerdo mundial para reducir las emisiones que provocan el calentamiento global.

La cita auspiciada por la Naciones Unidas tiene como meta elaborar un borrador con objetivos sobre las emisiones de gases causantes del efecto invernadero, que deberá ser ratificado por una cumbre en Francia en el 2015.

"El año 2014 amenaza con ser el año más caliente de la historia humana y las emisiones siguen subiendo de nivel, debemos de actuar con urgencia", dijo en un discurso inaugural Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

"La COP de Lima tiene que hacer historia", afirmó ante cientos de representantes y expertos medioambientales del mundo.

Las conversaciones en la ONU durante dos décadas sobre el cambio climático no han logrado reducir las emisiones de gases causantes del efecto invernadero, culpables del calentamiento global.

Un acuerdo preliminar en Lima será clave para un pacto final en París en busca de limitar las emisiones, que provocan cambios bruscos de temperaturas, deshielo de los glaciares, inundaciones y hasta sequías.

Las recientes promesas por parte de China, Estados Unidos y la Unión Europea han hecho probable un pacto global, pero cualquier acuerdo sería demasiado débil para detener el aumento de temperaturas pese a las nuevas advertencias científicas de fuertes tormentas, desertificación y aumento del nivel del mar.

Los países desarrollados -los más contaminantes del planeta- y los que están en desarrollo tienen como objetivo mantener el aumento en la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados.

Este esfuerzo compromete principalmente a la industria energética y petrolera que emiten dióxido de carbono y necesita la adopción de nuevas fuentes renovables de energía.

"Estamos seguros que el diálogo que se llevará a cabo en estas jornadas hará posible cumplir con el propósito de alcanzar un nuevo acuerdo climático mundial para el año 2015", dijo el presidente peruano Ollanta Humala, en un mensaje transmitido en pantalla gigante a los asistentes de la COP20 en Lima.

"Es hora de retomar el camino correcto", afirmó.

La nación andina tiene el 70 por ciento de los glaciares tropicales del mundo y en casi tres décadas una quinta parte de estos nevados han desaparecido por el calentamiento global, según expertos.

Perú, de unos 30 millones de habitantes, es considerado uno de los países más vulnerables del mundo ya que el agua, fuente de la mitad de su producción de energía eléctrica, es clave para irrigar su costa desértica.

La COP20 de Lima prevé la asistencia de más de 10.000 representantes de todo el planeta.