El Parlamento Europeo consideró que la Conferencia de las Partes sobre cambio climático (COP20), a realizarse en Lima, es una oportunidad para establecer "objetivos claros" que permitan lograr un acuerdo climático en París, Francia, durante la COP21 que se celebrará en 2015.

A través de una resolución aprobada este miércoles, señala que entre los acuerdos deben incluirse medidas claras para la mitigación y adaptación, así como una estrategia para lograr el objetivo de la eliminación de emisiones de gases de efecto invernadero para 2050.

"El Parlamento Europeo considera la conferencia de Lima como una oportunidad para establecer objetivos claros que permitan lograr un acuerdo internacional en París (COP21) en diciembre de 2015", indica.

Asimismo, refiere que un acuerdo internacional "ambicioso y jurídicamente vinculante" ayudaría a hacer frente a la fuga de carbono y la preocupación por la competitividad de los sectores, en particular el alto consumo energético.

"La COP20 debería permitir a todos los países llegar a un acuerdo climático ambicioso de cara a París 2015, de forma que pueda mantenerse el ritmo hacia el objetivo de un calentamiento por debajo de los 2 grados centígrados", agregó el Parlamento Europeo.

Fondo Verde. De otro lado, los eurodiputados reiteraron el compromiso de la Unión Europea y de sus Estados miembros en intensificar las contribuciones al Fondo Verde para el Clima de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Tenemos un desafío político importante en Lima: convencer a todos los participantes de la necesidad de invertir en política climática, con el fin de salvar el medio ambiente, crear empleo y desarrollar tecnologías sostenibles", dijo el presidente de la comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara, Giovanni la Via, quien encabezará la delegación.

Añadió que para lograr esto se requiere de la intensificación de los esfuerzos de la comunidad internacional y destacó que el reciente acuerdo entre los Estados Unidos y China "es un paso en la dirección correcta, pero es solo el comienzo".

La resolución del Parlamento Europeo pide alcanzar algunas metas de cara al 2030, como la reducción de emisiones, la eficiencia energética y el uso de fuentes de energía renovables, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 80 y un 95 por ciento para 2050, respecto a los niveles de 1990.

"La UE está en camino de lograr la reducción de emisiones mucho más allá del objetivo actual del 20 por ciento y hay la disposición para aumentar su objetivo de reducción de emisiones hasta el 30 por ciento en 2020, si otros grandes países emisores se comprometen a objetivos de reducción similares", refiere.

Países en desarrollo. La resolución subraya que los acuerdos sobre medidas de financiación del clima, la transferencia de tecnología y la creación de capacidades serán esenciales para ayudar a los países en desarrollo, que contribuyen menos a las emisiones de gases de efecto invernadero, pero que más sufrirán sus efectos.

Instan a los Estados miembros a utilizar parte de los ingresos recaudados a través de los mercados de carbono para la financiación climático y la ayuda al desarrollo en los países en desarrollo.

Los eurodiputados reiteran que la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) deben lograr resultados satisfactorios para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los buques y aviones.